Vueling espera que el turismo crezca en Barcelona e Iberia urge el AVE en Barajas

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Vueling espera que el turismo crezca en Barcelona e Iberia urge el AVE en Barajas

La aerolínea de bajo coste Vueling cree superado el impacto del desafío independentista en el flujo de turismo que llega a Cartaluña. Su primer ejecutivo, Javier Sánchez Prieto, ha reconocido esta mañana ante la prensa que el efecto de la crisis política, y también de los atentados sufridos por Barcelona el pasado verano, se dejaron notar con una caída “no muy significativa” en la demanda de vuelos durante el cuarto trimestre de 2017. Sin embargo, la low cost catalana de IAG ha programado crecimiento para este año y su máximo responsable afirma que “se está viendo ya la recuperación”.

Sus declaraciones contrastan con las realizadas la semana pasada en Madrid por el consejero delegado de Ryanair, Michael O’Leary, quien habló de la necesidad de mantener los descuentos, hasta del 30%, en los vuelos con destino Cataluña con el objetivo de mantener altos niveles de ocupación en sus aviones.

La crisis política y los atentados sufridos por Barcelona el pasado verano se dejaron notar con una caída “no muy significativa” en la demanda de vuelos durante el cuarto trimestre, según Sánchez Prieto

Vueling se encuentra inmersa en un programa de mejora de la oferta desde Barcelona-El Prat, su principal base de operaciones. Se trata de elevar las conexiones y redefinir horarios. Otro de los retos, según ha explicado Sánchez Prieto en el marco de la presentación de resultados anuales de IAG, es incrementar el trasvase de pasajeros de Vueling a los servicios de largo radio de Level, la aerolínea lanzada por el holding angloespañol el año pasado. La alimentación de destinos como Buenos Aires alcanza ya el 9%, pero el CEO de Vueling subraya que se trabajará en una mejor conexión tecnológica de la oferta de su empresa y la de Level. 

Intermodalidad

El presidente de Iberia, Luis Gallego, ha aplaudido durante la misma presentación la decisión de Fomento de reactivar el plan de conexión entre el AVE y el aeropuerto de Barajas. El departamento que lidera el ministro Íñigo de la Serna ha puesto a Renfe, Adif y Aena en busca de opciones, en diálogo con el sector aéreo.

MÁS INFORMACIÓN

“La realidad es que un 65% del tráfico de Madrid es de conexión“, ha recordado Gallego, “debemos dar opciones de intermodalidad a unos pasajeros que pueden volar a través de otros hub”. El ejecutivo de Iberia ha reiterado que la competencia del AVE y las aerolíneas de bajo coste hace deficitario llevar viajeros a Barajas con vuelos de corto y medio radio, “lo que hace que el hub no sea tan eficiente como debiera y no podamos crecer en el largo radio“.

Gallego defiende que el AVE llegue hasta Terminal 4, facilitando el salto a América, Asia y otros destinos de larga distancia a los clientes de Iberia y otras aerolíneas que operan en la moderna terminal de Barajas. Air Europa, la otra compañía española que demanda la intermodalidad entre el aeropuerto y el AVE, presiona para que los trenes lleguen lo más próximo posible a las terminales 1,2 y 3, donde tiene su base de operaciones.

Gallego especifica que la alta velocidad debería llegar a la T4 del aeropuerto madrileño

El presidente de Iberia también ha sido preguntado por los planes de Renfe de lanzar un nuevo servicio de alta velocidad y bajo coste, bautizado como EVA, en el corredor Madrid-Barcelona. Sus billetes tendrán un precio medio de 65 euros, un 25% por debajo de lo que cuesta de media subir al AVE, y el objetivo de la empresa pública es captar un millón de nuevos viajeros. La respuesta de Gallego ha sido comedida pese a que es una empresa pública la que redobla la presión a la iniciativa privada: “El año pasado lanzamos el nuevo Puente Aéreo y está funcionando muy bien. La distancia entre ambas ciudades hace que las cuotas de mercado estén estables y sea difícil robar clientes al rival. A ver en qué consiste EVA, pero el producto del Puente Aéreo es suficientemente atractivo para competir”.

IAG 6,75 -4,31%

La batalla en el Madrid-Barcelona se decanta a favor del tren, que goza actualmente de una cuota de mercado del 61% frente al avión. Iberia ha introducido la oferta de Vueling en su Puente Aéreo y ha conseguido volver a la rentabilidad en esta ruta, en los últimos años deficitaria.

Todas las aerolíneas de IAG en beneficios

Un avión de Iberia en el aeropuerto madrileño de Barajas. Un avión de Iberia en el aeropuerto madrileño de Barajas.

El ‘holding’ IAG, que engloba a Iberia, British Airways (BA), Vueling y Aer Lingus, registró un beneficio neto de 2.021 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento del 3,5% respecto un año antes, según ha informado la compañía. Las cifras están algo por debajo de lo previsto por los analistas, que esperaban 2.176 millones de euros, según el consenso de mercado recopilado por Reuters.

El valor ha arrancado la sesión con caídas del 2% en Bolsa, pero con el transcurso de la mañana las pérdidas se han agravado hasta rondar el 4%.

La cuentas se han visto afectadas por las partidas excepcionales dedicadas a los ajustes de plantilla, según ha explicado la empresa en el hecho relevante. La empresa ha dedicado 288 millones a ajustes, 180 correspondientes a Iberia y 108 a British.

El beneficio operativo de Iberia ascendió a 376 millones de euros, lo que supone un incremento de 105 millones de euros respecto al ejercicio anterior, alcanzando un margen operativo ajustado del 9,6%. La capacidad aumentó un 2,2% durante el año. Vueling, por su parte, generó un beneficio operativo de 186 millones, por los 269 de Aer Lingus y los 1.754 de British Airways.

“Todas nuestras aerolíneas registraron un excelente comportamiento y consiguieron sus mejores resultados de forma individual hasta el momento, además de unos rendimientos operativos sólidos, con un claro compromiso con el servicio al cliente. La transformación de Vueling, tras las dificultades vividas en 2016, ha sido especialmente sobresaliente”, ha subrayado el consejero delegado de IAG, Willie Walsh.

Los ingresos totales subieron un 1,8%, hasta 22.972 millones de euros, al tiempo que los ingresos unitarios de pasaje del ejercicio mejoraron un 1,5% a tipos de cambios constantes. “Nos beneficiamos de una reducción de los gastos de combustible durante la mayor parte de 2017, aunque nuestra factura de combustible comenzó a incrementarse en el cuarto trimestre”, ha subrayado Walsh.

Asimismo, el consejo de administración propondrá un dividendo complementario de 14,5 céntimos de euro por acción. Este pago sitúa el dividendo del ejercicio en 27 céntimos de euros por acción, sujeto a la aprobación de los accionistas en la junta general de accionistas de junio.

“Con el dividendo y la recompra de acciones, devolvimos más de 1.000 millones de euros a nuestros accionistas el año pasado”, ha afirmado Walsh, quien ha subrayado que la confianza en el futuro de IAG se mantiene “firme”, por lo que ha anunciado la intención de llevar a cabo una recompra de acciones por valor de 500 millones de euros durante 2018.

Sobre las perspectivas de negocio, IAG prevé que, a los niveles actuales del precio del combustible y tipos de cambio, su beneficio de las operaciones en 2018 muestre un incremento respecto al año anterior. La aerolínea espera que tanto los ingresos unitarios de pasaje como los costes unitarios, excluido el combustible, mejoren a tipos de cambio constantes.

Fuente: Cinco Días

2018-02-23T11:59:24+00:00