Vodafone lanza este sábado la primera red comercial de la nueva tecnología móvil 5G que se pone en marcha en España, que estará a disposición de los clientes de la operadora en 15 ciudades, en las que se alcanzará inicialmente una cobertura de aproximadamente el 50%. En concreto, las primeras ciudades españolas en las que los usuarios podrán disfrutar de las ventajas que ofrecerá la red 5G de Vodafone son Madrid, Barcelona, Sevilla, Málaga, Bilbao, Valencia, Zaragoza, Vitoria, San Sebastián, La Coruña, Vigo, Gijón, Pamplona, Logroño y Santander. 

De esta manera, España se convierte en el primer país en el que el grupo británico lanza su red 5G, ya que también se ha anunciado la puesta en marcha de la nueva tecnología móvil el 17 de junio en Italia y el 3 de julio en Reino Unido. Así, la operadora ha señalado que habrá 5G en roaming en Reino Unido, Italia y Alemania este verano. 

La operadora también ha indicado que en los próximos meses seguirá sumando ciudades a su nueva red 5G y añadiendo cobertura en las que ya está presente, aunque ha rehusado dar más detalle al tratarse de información sensible desde un punto de vista de la competencia.

El despliegue se ha realizado sobre la frecuencia de 3,7 Ghz, donde Vodafone se adjudicó 90 Mhz en la subasta de espectro realizada el pasado mes de junio. La velocidad de la red es de hasta 1 Gbps en descarga de datos y a finales de año se podrán alcanzar hasta 2 Gbps, multiplicando por diez las velocidades 5G.

El servicio de 5G estará incluido sin coste adicional en todos los nuevos planes de contrato lanzados por la operadora el pasado mes de abril, que ya cuentan con 200.000 líneas y 140.000 clientes, pero no para los clientes de las tarifas anteriores, a los que se invitará a migrar a las nuevas para que puedan disfrutar de las ventajas de la nueva tecnología móvil.

En este sentido, la operadora remarca que los clientes que tengan contratadas las tarifas Vodafone Ilimitada Total (49,99 euros al mes) y Vodafone One Ilimitada Total (109,99 euros al mes) serán los que puedan disfrutar de todas las ventajas que ofrece el 5G: capacidad ilimitada de datos, baja latencia y máxima velocidad.

La compañía ha empezado a vender esta semana en España los primeros smartphones 5G de su catálogo de terminales para que los usuarios puedan acceder a los smartphones que tengan los requisitos necesarios para conectarse a la red con la nueva tecnología móvil. En concreto, Vodafone podrá inicialmente a disposición de sus clientes tres dispositivos, el Samsung Galaxy S10 5G, el LG V50 ThinQ 5G y el Mi Mix 3 5G de Xiaomi, aunque su intención es próximamente incorporar nuevos dispositivos.

A este respecto, ha señalado que los clientes podrán adquirirlos a un precio que oscila entre los 19,99 euros y los 29,99 euros al mes con pagos a plazos en hasta 36 meses, ligados a planes móviles y convergentes con portabilidad y permanencia de 18 meses en la compañía.

El lanzamiento del 5G también irá acompañado de nuevos servicios, como el acuerdo en exclusiva con la plataforma de cloud gaming Hatch, que incluye actualmente más de 160 juegos en el móvil. La compañía ha lanzado una promoción hasta el 30 de septiembre por la que durante el primer año será gratuito para los clientes de las tarifas Ilimitadas Total. Su precio sin promoción es de 6,99 euros al mes.

Por otra parte, en la presentación de la red 5G, el consejero delegado de Vodafone España, Antonio Coimbra, confirmó que Huawei y Ericsson son los proveedores del ‘core’ de la red, aunque recordó que, desde que se anunció el posible veto de Estados Unidos al fabricante chino en el desarrollo del 5G, todo el grupo ha puesto en pausa el uso de los equipos de Huawei en nuevos despliegues en el núcleo de la red hasta que comprobar cómo evoluciona esta situación.

En este sentido, aseguró que, en caso de que finalmente se prohíba en Europa usar los equipos de Huawei y Vodafone tenga que sustituir las redes desplegadas con este fabricante, esto no será «un gran problema» para la operadora en España, ya que tiene definido cómo hacerlo, que será de una forma «sencilla» y sin afectar a los clientes.

Coimbra remarcó que Vodafone trabajará con cualquier proveedor que garantice que se respeta la normativa, la seguridad y las certificación y ha señalado que Europa tiene que contar con reglar muy claras que deben cumplir todos los actores, «da igual que seas un proveedor chino, sueco o inglés».

Fuente: Cinco Días