El presidente de OHL, Juan Villar Mir de Fuentes, defendió este martes la indemnización de 18 millones de euros que recibirá su actual consejero delegado, Juan Osuna, por la venta la filial de Concesiones al fondo australiano IFM por 2.775 millones, e indicó que si la operación se hubiera encargado a un banco de inversión “hubiera costado el triple”·.

“Le diría que OHL no está jodido, sino todo lo contrario. Lo digo con mucho orgullo y sacando pecho. Que Osuna haya sido capaz en los últimos 18 años de crear de cero una filial que se llama OHL Concesiones y que un fondo como IFM haya considerado que vale 2.770 millones me parece de todo menos que OHL esté jodido”, ha afirmado el presidente del grupo en respuesta a la crítica de un accionista.

La Junta de Accionistas Extraordinaria de OHL aprobó este martes la venta del negocio de Concesiones al fondo australiano IFM por 2.775 millones, de los que la constructora ingresará 2.235 tras ajustar deuda, tipos de cambio y caja que se aportará a determinados proyectos.

Villar Mir hijo también defendió las indemnizaciones de los dos anteriores consejeros delegados, Josep Piqué y Tomás García Madrid, tras su salida en 2016 y 2017, respectivamente, aunque puntualizó que se trataba de cláusulas «habituales en contratos de ejecutivos de primer nivel». Por estos pactos de no concurrencia, el exministro recibió 2 millones de euros y García Madrid, 6 millones.

El presidente del grupo aseguró que la venta de la filial se cerrará durante el primer trimestre de este año, una vez obtenidas las preceptivas autorizaciones, y que en ese momento se valorará la posibilidad de pagar un dividendo extraordinario, una vez que la mayor parte de los fondos captados a cancelar los 1.500 millones de deuda bruta con recurso que tiene a fecha de hoy. Desde que se anunció la operación, la acción de OHL se ha revalorizado un 78% en Bolsa, desde los 2,96 euros que cotizaba el pasado 12 de octubre a los 5,30 euros que registra este martes.

Sin pactos de no competencia

OHL aclaró hoy que el acuerdo alcanzado con IFM no incluye pactos de no competencia que pudieran restringir la capacidad futura dela constructora “de realizar inversiones en concesiones” ni contempla la realización de actividades conjuntas en el futuro. Y es que, según fuentes cercanas a la operación, OHL puede resucitar esta división en un futuro próximo. Del acuerdo de octubre quedaron excluidas las dos concesiones que OHL tiene en liquidación (la línea férrea Móstoles-Navalcarnero y la autopista Eje Aeropuerto-Acceso a la T4), lo que implica que podrá cobrar las compensaciones que se puedan recibir.

Tras la compra de Concesiones, operación que cuenta desde el inicio con el apoyo del principal accionista de OHL, el grupo Villar Mir (51%), IFM deberá lanzar una oferta pública de adquisición (opa) sobre el capital de OHL México que aún no controle (13,99%).

En la actualidad, el 67,87% del capital de OHL México está en poder de la sociedad Magenta Infraestructuras, participada por OHL Concesiones (53,73%) e IFM (41,27%), y un 16,9 % pertenece a OHL Investments, filial de OHL Concesiones.

Después de alcanzar el acuerdo con IFM, OHL descartó la posibilidad de dar entrada en su capital a la compañía China State Construction Engineering Corporation, que había mostrado su interés por tomar una partición accionarial en el grupo controlado por la familia Villar Mir.

Fuente: El País