Un currículo certificado para evitar un ‘Caso Cifuentes’

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Un currículo certificado para evitar un ‘Caso Cifuentes’

Cuando un profesional presenta el currículo en una empresa, los expertos suelen fijarse en los títulos académicos cosechados, en su experiencia y en los diferentes cargos que el titular ha desempeñado en anteriores trabajos. Dando por hecho, la inmensa mayoría de las veces, que todo lo que leen es cierto. Sin embargo, casos como el de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que sacó a la luz eldiario.es el 21 de marzo, y que pone en duda la validez del máster en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos en el que Cifuentes se matriculó en 2011, así como los métodos llevados a cabo por dicho campus, pueden hacer que el recelo y la sospecha revoloteen sobre estos documentos.

Con el fin de prevenir estos engaños, Servitalent, empresa de reclutamiento y selección de directivos y mandos intermedios, utiliza un particular método para cubrirse las espaldas: la certificación curricular. Un sello de confianza en el documento de cada profesional que acredita que la persona en cuestión es quien dice ser y ha hecho todo lo que asegura. “En su momento, impulsamos esta iniciativa para dar un extra de confianza a los clientes que contrataban a un ejecutivo externo”, explica Alberto Fernández, socio de la firma. Normalmente, cuando una organización necesita de los servicios de un alto directivo, suele buscar en sus círculos de confianza. “Pero si la compañía se decanta por el headrenting o alquiler de profesionales, es lógico que quiera garantías”, prosigue.

El certificado ofrece garantías basadas en evidencias empíricas

Por ello, y dado que un trabajo de auditoría y certificación de estas dimensiones es realmente tedioso, Servitalent decidió asociarse con TÜV Rheinland, una multinacional alemana dedicada a la auditoría, certificación y validación, que es la que se encarga de analizar y estudiar aquellos perfiles que la firma española envía. Este certificado, asegura Fernández, ofrece garantías de forma factible, ya que se basa en la comprobación de evidencias empíricas.

“Contiene todo lo que acredita que alguien es quien dice ser. Tanto su trayectoria profesional en anteriores trabajos, como sus titulaciones y formación, su nivel retributivo e, incluso, su certificado penal”, narra Fernández. También incluye otros aspectos relacionados con el desempeño laboral de la persona en cuestión, como su forma de trabajar, cómo toma decisiones y demás referencias que se obtienen al rastrear el perfil, “analizando sus últimos 10 años”. Y es que, como cuenta este experto, la falsedad documental que hoy está tan en boca, y que llevó a Cifuentes a comparecer ayer en la Asamblea de Madrid, es más común de lo que parece.

El principal engaño está relacionado con las fechas y cronologías

Por este orden, la manipulación más habitual es la relacionada con la cronología y las fechas, “cuando el profesional asegura haber trabajado en una empresa o haber ocupado determinada posición durante un tiempo superior al real”. La segunda tiene que ver con las posiciones y responsabilidades que se ha desempeñado a lo largo de la carrera y la tercera está relacionada con las retribuciones y los salarios que se ha recibido anteriormente. En la lista de las más comunes, es la número cuatro la que está relacionada con el título de máster supuestamente aprobado por Cristina Cifuentes y falsificado por la Universidad Rey Juan Carlos. “Los engaños relacionados con las titulaciones y el expediente académico son realmente muy comunes”, añade.

Normalmente, señala Fernández, los profesionales no ponen ninguna traba a ser investigados, más allá, quizá, de la falta de tiempo para poder colaborar. “De hecho, cuando algún directivo muestra reticencias anormales, suele ser porque algo oculta”, continua. Por ejemplo, uno de los temas más candentes es el relacionado con los antecedentes penales en el trabajo, causados por fraude fiscal o acoso en el ámbito laboral. Con todo esto sobre la mesa, apunta Fernández, este tipo de prácticas serán cada vez más comunes en España. “De hecho, en varios países del norte de Europa, estas auditorías y certificados son a día de hoy totalmente cotidianos”.

Fuente: El País

2018-04-05T08:15:51+00:00