Telefónica ha cerrado la compra del 50% del negocio de alarmas de Prosegur en España por un importe 305,61 millones de euros, una vez obtenidas las aprobaciones regulatorias pertinentes, según ha informado la operadora este viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La operadora abonará la totalidad del precio mediante la entrega de 49,5 millones de acciones de Telefónica, que representan el 0,95% del capital. Con el fin de articular mecanismos de protección habituales en este tipo de operaciones, Prosegur se ha comprometido, entre otras obligaciones, a asumir ciertas restricciones sobre la transmisibilidad de las referidas acciones de Telefónica.

Con esta alianza, anunciada el pasado mes de septiembre, Telefónica y Prosegur quieren acelerar el desarrollo del negocio de alarmas en España y evolucionar la oferta de servicios de seguridad residencial y para negocios mediante la generación de soluciones innovadoras para el cliente y la aportación de las capacidades complementarias de ambas compañías, según señaló la compañía en un comunicado.

En los últimos ejercicios, el mercado español de alarmas ha experimentado importantes tasas de crecimiento. Se espera que dicha tendencia se incremente durante los próximos años debido al papel fundamental que jugará la seguridad en el hogar conectado.

Resultados de Prosegur

Prosegur obtuvo un beneficio neto de 160 millones de euros en 2019, un 11% menos que en 2018, ha informado este viernes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El resultado neto consolidado, descontando los intereses minoritarios, ascendió a 114 millones de euros, un 13,9% menos.

Los ingresos de Prosegur crecieron un 6,6% respecto a 2018, hasta alcanzar los 4.198 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) totalizó 536 millones de euros, un 17,6% más.

Por su parte, el resultado neto de explotación (Ebit) sumó 330 millones de euros el año pasado, cifra un 9,7% superior a la de 2018. La compañía ha resaltado que a pesar de que el resultado financiero mostró el impacto de la tasa de cambio, se ha producido un «sólido crecimiento de las ventas» y una mejora de la rentabilidad en todas las líneas de negocio.

Fuente: El País