El consejo de administración de Telefónica ha aprobado cambios en el comité ejecutivo de la compañía tras la salida de Enrique Lloves, motivada por razones personales. De esta manera, se crea la nueva dirección de Estrategia y Asuntos Públicos bajo la responsabilidad de Eduardo Navarro, que sumará a sus responsabilidades actuales de Comunicación, Marca, Asuntos Públicos y Sostenibilidad, la dirección de la Estrategia global y la de Relaciones con Inversores del grupo. Con esta nueva dirección, se persigue unificar bajo una misma responsabilidad la estrategia de la compañía y la manera en que se traslada a los distintos grupos de interés, informó la compañía

r otro lado, las funciones de Desarrollo Corporativo y Fonditel pasan a depender de la Dirección de Finanzas y Control, liderada por Laura Abasolo. La dirección de Alianzas Industriales se englobará en Telefónica Tech, bajo la responsabilidad de José Cerdán, para promover acuerdos con otros operadores para la distribución de los servicios digitales de Telefónica Tech. Todo ello en línea con la estrategia anunciada el pasado noviembre.

Enrique Lloves ha sido responsable de Estrategia y Desarrollo Corporativo de la compañía y de Fonditel. Recientemente, ha liderado la desinversión de las operaciones de Telefónica en Centroamérica, la venta de los centros de datos, el acuerdo con AT&T en México, la joint venture con Prosegur, y participó activamente en el diseño de la nueva estrategia presentada en noviembre del año pasado.

A lo largo de sus 12 años en Telefónica, ha liderado adquisiciones estratégicas para el grupo como GVT, E-Plus o Digital + y desinversiones tales como Atento, las operaciones de Telefónica en Republica Checa e Irlanda o los procesos de incorporación de socios financieros al capital de Telxius. Además, ha participado en la salida a Bolsa de Telefónica Deutschland, así como en la fusión y restructuración corporativa de las operaciones fija y móvil de Telefónica en Colombia.

Reduce pérdidas en Alemania y beneficios en Brasil

Telefónica ha cerrado 2019 con una reducción del 7,9% de las pérdidas en su filial alemana, que ha presentado un «fuerte crecimiento» en clientes, ingresos y rentabilidad, mientras que en Brasil la operadora ha registrado un descenso del 44% su beneficio neto, hasta los 5.001 millones de reales (1.060 millones de euros) por el impacto de elementos extraordinarios.

En concreto, Telefónica Deutschland cerró 2019 con unas pérdidas de 212 millones de euros, lo que supone un 7,9% menos que los 230 millones de euros que perdió en 2018. La compañía explica que el comportamiento de esta partida está relacionado, como hasta ahora, con los tiempos de depreciación y amortización de los activos de red durante la integración de E-Plus.

Por su parte, Telefónica Brasil obtuvo en 2019 un beneficio neto de 5.001 millones de reales (1.060 millones de euros), lo que supone un descenso del 44% en comparación con la cifra récord de 8.928 millones de reales (1.892 millones de euros) que ganó el año anterior por extraordinarios.

En concreto, los ingresos de Telefónica Deutschland en el conjunto del año alcanzaron los 7.399 millones de euros, un 1,1% más que los 7.320 millones de euros que facturó el año anterior. Excluyendo los efectos regulatorios, el incremento de la facturación en 2019 fue del 1,9%, hasta los 7.458 millones de euros

Fuente: El País