Si ayer fue Moody’s la que rebajó el rating de Dia apenas un mes después de degradarlo a bono basura, hoy es Standard & Poor’s la que sigue el mismo proceso, rebajando su calificación crediticia de BB- a B con perspectiva negativa.

Al igual que hizo ayer Moody’s, S&P alerta de la necesidad que tiene Dia de llegar a un acuerdo de refinanciación con sus bancos acreedores, sobre todo en lo relativo a la deuda a corto plazo, que a 30 de septiembre era de 760 millones de euros, incluyendo los 306 millones de euros en bonos que vencerán el próximo mes de julio. Esto, junto a la posibilidad de que incumpla los ratios  de deuda comprometidos, algo que S&P da por hecho, motiva la rebaja del rating, que antes del profit warning anunciado en octubre era de BBB-.

«Entendemos que la empresa está trabajando en una refinanciación exhaustiva con los bancos. Creemos que cualquiera de ellos le requerirá como condición algún tipo de recapitalización de la compañía y la venta de activos, unas transacciones que conllevarán unos riesgos de ejecución significativos y una cierta incertidumbre», afirma el informe emitido esta mañana, que concluye:  «Si Dia no hace progresos concretos en su refinanciación en los próximos dos o tres meses, podríamos considerar una mayor rebaja».

Fuente: Cinco Días