Repsol

Repsol ha pasado a controlar el 100% de Eagle Ford -cuyo activo productivo está en Texas, EE UU- y a ser su operador tras comprar a su socio, Equinor, el 63% que ostentaba por 325 millones de dólares (294 millones de euros). Esta operación permitirá a la compañía «mejorar la gestión de su cartera de activos productivos y aprovechar sinergias operativas que se traducirán en mayores eficiencias», según ha informado en un comunicado. 

La compra está en línea con el Plan Estratégico 2018-2020 de la compañía, que situaba a Norteamérica como zona clave debido a las numerosas infraestructuras existentes y a la estabilidad en el marco regulatorio. Asimismo, se enmarca dentro de las inversiones previstas por Repsol para este periodo en el área de Upstraem, de 8.000 millones de euros. El objetivo de esta estrategia era rotar la cartera de activos de la empresa y lograr así un portafolio «más equilibrado y rentable y adelantar el cumplimiento de variables estratégicas de mejora del portafolio, crecimiento rentable y mayor retorno», explican.

Con la adquisición, Repsol incorpora 280 kilómetros cuadrados netos, aproximadamente, y 34.000 barriles equivalentes al día de producción. De esta forma, la producción total de la firma española alcanzará los 54.000 barriles de petróleo diarios.

Fuente: Cinco Días