Portugal rebaja su previsión de crecimiento al 1,9%

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Portugal rebaja su previsión de crecimiento al 1,9%

El Gobierno portugués ha rebajado el crecimiento del país al 1,9%, tres décimas menos de lo que anunciaba a principios de año, pero dos décimas más de lo que predicen el FMI, la CE y el Banco de Portugal. El ministro de Finanzas, Mário Centeno, ha presentado en la mañana del lunes en Lisboa el Programa de Estabilidad 2023, ante la nueva legislatura. En octubre habrá elecciones, muy probablemente no aguante Centeno los cuatro años, pero Costa le necesita como garantía de credibilidad económica ante Europa y ante sus mismos electores.

En esa trayectoria rectilínea de las cuentas de Centeno, apenas rectifica en sus previsiones lo que concierne al crecimiento del país. Rebaja tres décimas (1,9%) el de este año, igual cifra que para 2020, y con ligera aceleración en los siguientes años (2,1% en 2023).

MÁS INFORMACIÓN

En el capítulo del déficit, Centeno anuncia superávit a partir del próximo año, como ya lo había dicho antes. Si este año se debe cerrar con un déficit del 0,2%, en el próximo el superávit será del 0,3% y en 2021 del 0,9%.

En este panorama a medio plazo, el mayor desvío es en el aumento del gasto público, por salarios principalmente, pues del actual 2,2% del PIB va a saltar casi un punto (3,1%) para el año que viene para luego quedarse en torno al 2,6%. Es un aumento de 2.400 millones de euros en valores absolutos. Esto se debe solo a las progresiones de las carreras de los funcionarios (profesores, médicos, enfermeros, judicatura…) que habían estado una década congeladas, es decir, que no contempla subidas salariales ya que, como ha dicho Centeno en conferencia de prensa, eso ya será responsabilidad del futuro Gobierno, “aunque hay margen para aumentos salariales normales”.

Otro de los problemas recurrentes del país, la deuda, seguirá la reducción hasta quedar por debajo del 100% del PIB.

CFP: “No son las previsiones más probables ni las más prudentes”

Las previsiones de Centeno han sido fuertemente contestadas por el Consejo de Finanzas Públicas (CFP), para quien, en un rápido diagnóstico, señala que el escenario es probable “pero no el más probable ni el más prudente”. El CFP, dirigido por Nazaré Costa, señala que el optimismo gubernamental sobre el crecimiento en los próximos años contrasta con todas las previsiones de los organismos internacionales.

El CFP apuesta por la desaceleración de la economía portuguesa, concretamente por la caída de las exportaciones -que llevan siete meses por debajo de las importaciones- y por la caída del consumo privado, que ya empiezan a advertir los bancos.

Fuente: El País

2019-04-15T19:05:13+00:00