Nuevas etiquetas de quesos, yogures y leche: ¿cuánto se importa y de dónde?

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Nuevas etiquetas de quesos, yogures y leche: ¿cuánto se importa y de dónde?

Nuevas etiquetas de quesos, yogures y leche: ¿cuánto se importa y de dónde?

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un real decreto que obliga a incluir la indicación de origen en el etiquetado de la leche y los productos lácteos a partir de 2019.

¿A qué productos afecta?

La nueva normativa sobre productos como la leche y nata, sin concentrar, azucarar ni edulcorar o la concentrada, azucarada o edulcorada de otro modo. Además del suero de mantequilla, leche y nata cuajadas, yogur, kefir y demás leches y natas, fermentadas o acidificadas, incluso concentrados, azucarados, edulcorados de otro modo o aromatizados, o con fruta o cacao.

Otros productos son el lactosuero, incluso concentrado, azucarado o edulcorado de otro modo; productos constituidos por los componentes naturales de la leche, incluso azucarados o edulcorados de otro modo, no expresados ni comprendidos en otras partidas. Además de mantequilla, demás materias grasas de la leche, quesos y requesón.

¿Cuántos productos lácteos se importan?

Nuevas etiquetas de quesos, yogures y leche: ¿cuánto se importa y de dónde?

Desde la entrada de España en la UE hasta 2015 funcionaba un sistema de cuotas; es decir, a España se le asignaba una cantidad máxima de producción de leche para la venta a las industrias, que era muy inferior a la demanda, y la diferencia se importaba.

Desde 2015, el final de las cuotas lácteas ha provocado una caída de las importaciones, que han pasado de más de un millón de toneladas en 2014 hasta 751.280 en 2017, según datos de la Dirección General de Aduanas que recoge Fenil, la Federación Nacional de Industrias Lácteas. Desde el año 2010, la producción española de leche de vaca ha aumentado un 17% (1 millón de toneladas), a lo que se añade 1 millón de toneladas adicionales que, de media, se producen en de origen ovino y caprino, según Fenil. 

¿De qué países se importan?

Las importaciones en el sector lácteo siguen siendo fundamentalmente intracomunitarias, cerca del 99% procede de países de la UE. 

Sin embargo, hay un fuerte crecimiento de las importaciones de terceros países. Según señala la balanza comercial agroalimentaria, las importaciones desde países fuera de la UE crecieron en 2016 “un 18,6% y un 53% en términos de valor y peso respectivamente, mientras que las compras desde países de la UE han disminuido en un 5,6% en valor y un 16% en peso”.

¿Qué información tendrán que dar las etiquetas?

Las etiquetas de la leche, queso, yogures y cualquier producto lácteo que se comercializan en España deberán identificar el ‘país de ordeño’ y el país transformación de la leche utilizada como materia prima.

Se indicará el origen de la leche utilizada como ingrediente que represente un porcentaje superior al 50% de peso, respecto al total de ingredientes utilizados. La norma señala además que “incluye la leche procedente de todas las especies de animales de abasto”.

La etiqueta de la leche y productos lácteos incluirá las siguientes indicaciones obligatorias:

a) País de ordeño: lugar donde la leche ha sido ordeñada.

b) País de transformación: lugar donde la leche ha sido transformada.

c) Cuando las operaciones de ordeño y trasformación ocurran en un mismo país se podrán sustituir por la mención: “Origen de la leche: lugar donde la leche ha sido ordeñada y transformada”

d) El lugar de ordeño y el lugar de transformación se indicarán mediante referencia a una de las zonas geográficas

¿Qué zona geográfica se indicará?

Tendrá que especificarse:

– Estado(s) miembro(s) o tercer(os) país(es)

– UE o fuera de la UE o UE y fuera de la UE

–  o España, siempre que el país de ordeño o de transformación sea exclusivamente España. En este caso no se podrá sustituirse por la expresión UE.

En realidad, más del 98% de las importaciones de 2017 han tenido como origen otros países de la Unión Europea.

Esta información aparecerá cerca de la lista de ingredientes y se expresarán con el mismo tamaño y color de fuente utilizados para la lista de ingredientes

Fuente: Cinco Días

2018-09-22T12:30:29+00:00