Novo Banco, el ‘banco bueno’ del Espírito Santo, pierde 1.400 millones

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Novo Banco, el ‘banco bueno’ del Espírito Santo, pierde 1.400 millones

Novo Banco, el banco bueno del Banco Espírito Santo (BES), cada año pierde más dinero. Cerró 2017 con un balance negativo de 1.395 millones de euros, un récord en sus tres años y medio de vida. Las pérdidas son un 77% más que el año pasado debido al aumento de las provisiones.

Novo Banco fue la novedosa solución para intentar salvar los muebles del Banco Espírito Santo. A diferencia de otras soluciones para salvar bancos en la época de la crisis, en el caso del imperio Espírito Santo, columna vertebral del sistema económico portugués, se decidió que todos los activos tóxicos se quedaran en la casa madre y que se creara un banco bueno, el NB, con sus, en teoría, activos buenos. Eso era un 4 de agosto de 2014, en la mejor tradición de los veranos calientes portugueses después de la revolución de los claveles.

MÁS INFORMACIÓN

Esas pérdidas de 1.395 millones, que se acumulan a los 2.200 millones de los dos años anteriores, obligarán al Estado a una inyección en torno a los 800 millones de euros, pese a que el banco está vendido al fondo norteamericano Lone Star desde hace un año. La compra por cero euros conllevaba una cláusula de contingencias por la que el Estado se comprometía a futuras inyecciones de dinero de capital, que es lo que tiene que hacer ahora. La de este año no será la última.

Esa inyección de 800 millones se realizará principalmente a través del Fondo de Resolución, el fondo común de los bancos, que pagan en función de su cuota de mercado. Por eso, el más perjudicado va a ser la Caixa Geral de Depósitos, que tiene el 25% del mercado y que le tocará pagar una cuarta parte de esos 800 millones, cuando ella misma se encuentra saliendo de la crisis gracias a una inyección del Estado de más de 3.900 millones.

El agravamiento de las pérdidas del NB obedece a un endurecimiento de las normas del Banco Central Europeo sobre el régimen de créditos fallidos y su cobertura.

El banco ha reconocido un deterioro del valor de los activos por valor superior a los 2.000 millones de euros. El balance más negativo de lo esperado obligado a NB a presentar junto a la cuenta de resultados un plan de recorte de plantilla que afectará a 444 empleados. Les pagará hasta 35 salarios y la operación le costará 134 millones de euros.

El desatre de las cuentas ha sido aprovechado por los socios del Gobierno, el PC y el Bloco de Esquerda para criticar la venta del NB al fondo Lone Star. Para estos, la operación fue “obscena” y “desastrosa”. Tanto comunista sy bloquistas propusieron que el banco se nacionalizase, es decir, que el Estado aún asumiera todas las pérdidas.

Fuente: El País

2018-03-28T18:43:49+00:00