Network Steel se hará cargo de la planta de Vestas en León

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Network Steel se hará cargo de la planta de Vestas en León

El grupo metalúrgico español Network Steel se hará cargo, a partir del 1 de enero, de la planta del fabricante de aerogeneradores Vestas en Villadangos del Páramo (León). Así lo anunció este lunes la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, tras la firma definitiva de un acuerdo entre el Gobierno, Vestas, el nuevo inversor, los sindicatos UGT y CC OO y la Junta de Castilla y León. Merced a dicho acuerdo, Network Steel invertirá entre 70 y 110 millones en comprar la factoría y acometer una serie de modificaciones para llevar a cabo su actividad. También generará hasta 350 empleos directos para los que tendrán prioridad los 362 empleados de Vestas que perderán su trabajo en la multinacional danesa.

MÁS INFORMACIÓN

Cuatro meses después del anuncio de Vestas del cierre de la planta leonesa y el ERE de extinción para sus empleados, el ministerio, que comenzó a trabajar para evitar la desindustrialización de la zona desde un primer momento, ha encontrado una solución que, si bien no supone el mantenimiento de todos los empleos, sí permite que la planta, donde Vestas produce —hasta que cierre el próximo 31 de diciembre— turbinas para aerogeneradores, siga funcionando.

A partir de marzo, tras el reacondicionamiento que llevará a cabo Network Steel desde el 1 de enero, fabricará productos metálicos (bobina de acero galvanizado). Los actuales empleados de Vestas tendrán “prioridad” para acceder a los 200 empleos directos con los que comenzará a funcionar el nuevo inversor, que cuenta con otras dos plantas en España (Aranda de Duero y Santander, además de oficinas en Madrid). Las contrataciones comenzarán en marzo y, cuando la nueva instalación esté en completo funcionamiento, podrá tener hasta 350 empleados. “Más otros 1.000 empleos inducidos” en la zona, indicó la ministra. NS invertirá entre 7 y 110 millones en comprar la planta y la maquinaria que necesita para operarla. CC OO estima que podrá aprovechar hasta un 90% de las instalaciones de Vestas.

A cambio, el ministerio se compromete a ayudar en la financiación. en este punto la ministra no ha dado demasiados detalles, pero ha dejado entrever que ayudará a NS a con la inversión inicial y, por otro lado “trabajará con otros departamentos para apoyar la financiación” para la construcción de las infraestructuras logísticas que necesita la acererea para transportar su producción: un ramal ferroviario y la mejora un tramo de carretera. Maroto dijo que se está estudiando el montante de ese apoyo y que saldrá del plan Reindus, dotado con 400 millones de euros, y que la Junta de Castilla y León también ayudará en la financiación.

Crisis industrial

“En agosto recibimos la mala noticia de que la planta se cerraba (…). Hoy puedo anunciar la firma de un importante acuerdo que permite mantener la unidad productiva”, afirmó Maroto, que se desplazó a León al día siguiente del anuncio del cierre de la planta y se ha implicado personalmente en “resolver de forma satisfactoria esta crisis industrial”. También ha participado activamente el secretario de Estado de Industria, Raúl Blanco, que acompañaba a la ministra en la sede el Ministerio junto con la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, y el secretario de Acción Sindical de UGT, Jesús Ordóñez, y el responsable de política industrial de CC OO, José Manuel Casado.

Ordóñez destacó precisamente la “buena voluntad” de todas las partes y el “compromiso” del Ministerio para hallar un inversor que mantuviese abierta la planta, “no cualquiera, sino uno industrial”. También Casado agradeció al Gobierno y la Junta su implicación en unas negociaciones “duras y complicadas”. El acuerdo, dijo, es muestra de que “trabajar sin colores (políticos) y con un objetivo común da resultado”.

Finalmente, la delegada del Gobierno celebró el “día importante para la moral colectiva de los castellanos y leoneses”, citando el problema de la despoblación que aqueja a su comunidad y que se habría agravado otro poco con el cierre de la planta. Agradeció la ministra su papel y la celeridad con que se ha resuelto el conflicto: “En agosto teníamos un terrible problema y menos de cuatro meses después, hay una solución”.

Fuente: El País

2018-11-26T13:59:13+00:00