Naturgy crea un plan de retribución a 25 directivos ligado a acciones por valor de 200 millones

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Naturgy crea un plan de retribución a 25 directivos ligado a acciones por valor de 200 millones

Naturgy ha comunicado a la CNMV que ha diseñado un plan de incentivos para su alta dirección que viene a sustituir todos los planes actualmente vigentes. Según el documento depositado en el órgano regulador,  el plan está destinado a los principales 25 directivos, entre los que se encuentra el presidente ejecutivo, Francisco Reynes.

La compañía energética explica que ha establecido un vehículo societario separado al que ha dotado de recursos y una estructura de capital adecuada, con los cuales ha adquirido 8.639.595 acciones a un precio medio de 23,15 euros.

Según el documento citado, este vehículo obtendrá al final del período un resultado financiero derivado del cobro de los dividendos atribuidos a sus acciones y de la revalorización de la cotización de estas. En ese momento venderá las acciones necesarias para devolver todos los recursos recibidos, y únicamente después de saldar todas sus obligaciones con terceros distribuirá entre sus partícipes, en forma de acciones, el excedente.

Con ello asegura la empresa “se minimiza el coste efectivo para Naturgy pues los directivos sólo percibirán como incentivo el excedente de valor que se hubiera generado, en forma de acciones, y sólo si se hubiese superado el umbral mínimo de rentabilidad prefijado”

Arranca la compra de autocartera por 400 millones

Naturgy ha comunicado también a la CNMV que ha acordado llevar a cabo un programa de recompra de acciones propias de conformidad con lo anunciado en su Plan estratégico. Recuerda la sociedad que en el marco de ese plan, el consejo anunció el pasado 1 de octubre que podría invertir hasta como máximo 400 millones de euros en la compra de acciones propias hasta el 30 de junio de 2019, representativas de aproximadamente el 1,8% del capital social.

La empresa detalla que a cierre de mercado del 6 de diciembre de 2018 ya se habían adquirido con dicha finalidad 2.998.622 acciones por coste de aproximadamente 67,6 millones de euros. “Las acciones restantes, hasta el importe máximo de 400 millones se adquirirá a precios de mercado. Detalla que “no comprará acciones a un precio superior al más elevado de los siguientes: el precio de la última operación independiente; o ) la oferta independiente más alta de ese momento en los centros de negociación donde se efectúe la compra.

En el marco del Programa de Recompra se podrán adquirir hasta 16.000.000 acciones adicionales. La compra comenzará el 7 de diciembre de 2018 y permanecerá vigente hasta el 30 de junio de 2019.

Y subraya “a la fecha de este comunicado, el vehículo no tiene resultado positivo y, por tanto, en caso de liquidar hoy el plan, los directivos partícipes no percibirían ninguna acción como incentivo. Como es obligado, la correspondiente adenda al contrato del Presidente ejecutivo está sometida a condición suspensiva y no tomará efecto hasta que la próxima junta general ordinaria de accionistas apruebe este incentivo. Los restantes directivos cuentan con un esquema similar que está igualmente ligado exclusivamente a la rentabilidad total del accionista, si bien en este caso no se ha establecido un vehículo específico de tenencia de acciones sino simplemente un cálculo financiero de retorno sobre la inversión en el período. El devengo para este grupo también está sujeto a alcanzar la misma rentabilidad mínima y será cobrado en efectivo”, concluye.

Este plan de retribución de la alta dirección se enmarca en un  programa de incentivo a largo plazo que según la empresa está “directa y exclusivamente vinculado a la rentabilidad total generada por un accionista durante el periodo de vigencia del Plan Estratégico. El programa en cuestión define dicha rentabilidad “como el resultado de la suma de los dividendos efectivamente pagados durante el período más la evolución de la cotización de la acción durante el mismo plazo”

Devengará su derecho de cobro una vez aprobadas las cuentas del 2022 por la Junta General, incluye una cláusula de claw back durante los siguientes 18 meses al devengo efectivo del plan. Es un programa único para todo el periodo y deja sin efecto los 5 programas anuales previstos para el mismo período v se establece un umbral mínimo de rentabilidad para el accionista como requisito de devengo; dicha rentabilidad mínima exigida es coherente con los requisitos de rentabilidad asociada a la disciplina financiera y contenidos en el Plan Estratégico.

Además la empresa explica que “es sustancialmente diferente a los anteriores planes que consideraban como variables de referencia para la valoración una cesta de varios objetivos, en su mayoría de carácter operativo, lo cual hacía que estos se solaparan además con la retribución variable anual. Además los directivos cobrarán los rendimientos en acciones de la compañía.

Fuente: Cinco Días

2018-12-06T18:12:06+00:00