Las próximas horas serán decisivas para el futuro del sector de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) en España. Esta jueves a primera hora se votará en el Congreso la convalidación del polémico real decreto ley que faculta a las comunidades autónomas y ayuntamientos a legislar sobre los VTC y en los momentos previos se manejan tres posibles escenarios: que se apruebe, que no se convalide o que, una vez aprobado, se pida su tramitación como proyecto de ley.

Esta última opción es la que el sector de los VTC manejaba como probable durante las últimas horas de la tarde de hoy. El proceso consistiría en que el real decreto ley consiguiera los votos necesarios para su aprobación durante la primera votación pero que algunos los grupos políticos, en una ronda posterior, propongan tramitarlo como proyecto de ley. Algo que abriría la posibilidad a que se introdujeran enmiendas en toda la Ley de Ordenación de los Transportes Terrestres (LOTT).

“No sabemos a ciencia cierta qué votará cada grupo parlamentario, pero por los contactos que hemos tenido, en este momento el Gobierno no parece contar con los apoyos necesarios para que se convalide por real decreto ley”, asegura a Cinco Días el presidente de la patronal Unauto, Eduardo Martín. Una visión que no comparten desde Fedetaxi. Desde esta asociación se da por hecho que solo votarán a favor de tramitarlo como proyecto de ley los grupos PDeCat, ERC y PNV.

Según la información que maneja Fedetaxi, Ciudadanos no lo hará porque no querría apoyar una decisión impulsada por los partidos nacionalistas que “conllevaría una mayor concesión normativa a las comunidades autónomas”. Tampoco lo querría el Partido Popular, aseguran, “pues durante los últimos seis años de su Gobierno, el PP no quiso introducir reformas en la LOTT para no abrir la caja de Pandora en materia de ordenación terrestre”. Sin embargo, desde el sector de los VTC sí apuestan por que el PP apoye que se tramite como proyecto de ley.

MÁS INFORMACIÓN

En el caso de que la convalidación se hiciera finalmente como proyecto de ley, los VTC ganarían tiempo para poder dialogar con el Gobierno y negociar con las partes implicadas mientras desarrollan su actividad con normalidad, como han hecho hasta ahora. “Con la tramitación que conllevaría el proceso, daría un mayor espacio de diálogo y análisis a la problemática de la movilidad urbana y beneficiaría a los VTC”, subrayan fuentes del sector.

Por el contrario, si el real decreto consigue los votos necesarios para su aprobación, Unauto presentaría acciones judiciales para revocarlo. “No vamos a escatimar ni un euro en asesoramiento jurídico. Estamos convencidos de que lo vamos a ganar y lo va a tener que pagar el Gobierno. Según nuestros letrados el real decreto va contra los artículos 20, 86 y 150 de la Constitución, va en contra de la Ley de garantía de unidad de mercado, la Ley de la economía sostenible, la Ley de procedimiento administrativo y de la tutela judicial”, añade Martín.

Desde el sector de los VTC también advierten que si el real decreto sigue adelante barajan reclamar al Ministerio de Fomento una moratoria para sus licencias de entre 24 y 30 años, el tiempo que han calculado como necesario para amortizar y rentabilizar sus autorizaciones “logradas de manera legal y por tiempo indefinido”. El Gobierno estableció en el real decreto una moratoria indemnizatoria de cuatro años a los VTC (con una prórroga de dos años para ciertos casos). “No sabemos de dónde han sacado esa cifra, pero en la Ley de Costas se dio un plazo de 50 años para expropiar a los propietarios afectados”, indican las mismas fuentes.

En caso de ser ratificado en el Congreso, el decreto también será recurrido por el sector del taxi en Bruselas. “Iremos a la Comisión Europea a formular la denuncia contra la moratoria indemnizatoria de esos cuatro años porque la consideramos una ayuda de Estado encubierta al sector de vehículos de alquiler con conductor”, dicen desde Fedetaxi.

Ni taxistas ni VTC parecen contar con que el Congreso no convalide la normativa. Una situación, que de darse, sería aplaudida por Uber y Cabify y el resto de empresas del sector de los VTC. Quien no lo vería con los mismos ojos sería el sector del taxi. Desde Fedetaxi explican que para este jueves a las seis de la tarde tienen convocada una asamblea informativa en la terminal T2 del aeropuerto de Barajas, en Madrid. “La haremos independientemente de cuál sea el resultado de la votación en el Congreso, porque el objetivo de la reunión es informar. Y el objetivo es que sea una reunión pacífica pase lo que pase”. «No queremos actos violentos en ningún escenario», dicen, aunque reconocen que si no se convalida el decreto ley «será difícil controlar a ciertos colectivos del taxi”.

Lo que sí se da por hecho entre los VTC es que si sale adelante el real decreto, las asociaciones de taxistas no tardarán mucho en acudir a las diferentes comunidades autónomas y ayuntamientos a pedirles que empiecen a regular con rapidez «según sus deseos». «En nuestro caso no tenemos dudas que el real decreto caerá por inconstitucional», dice una de las empresas VTC, «pero tardará tiempo y, mientras tanto, España volverá a los años 70, cuando la única alternativa de movilidad urbana eran los taxis. Es una auténtica locura».

Fuente: Cinco Días