MÁS INFORMACIÓN

Los trenes de Reino Unido ya tienen fecha para su Brexit. A partir del 1 de enero de 2020, los vehículos británicos no reconocerán los bonos de Interrrail o Eurail, que permiten el libre transporte por Europa por un precio fijo. En su lugar, aumentarán su apuesta en el Britrail, un bono similar que solo puede ser utilizado en territorio inglés. 

Según ha explicado el Rail Delivery Group (RDG), organismo que representa a toda la industria ferroviaria en la isla, el Grupo Eurail llevaba un año probando fusionar el bono Interrail, que es utilizado por los residentes en la UE, y el Eurail, que es adquirido por turistas que viven fuera de la región europea. Tras un año siguiendo las pruebas con la empresa holandesa, decidieron dejar de hacerlo por considerar que era muy «confuso» vender dicho bono y el Britrail al mismo tiempo. En consecuencia, la compañía ha cancelado la membresía de los trenes ingleses. 

La medida tiene un impacto mínimo sobre los residentes del Reino Unido, quienes podrán seguir utilizando el servicio, pero no podrán tomar los trenes desde sus ciudades sino únicamente desde Londres. «Los británicos no sentirán diferencia. Ellos todavía pueden comprar sus pases Interrail, tomar el tren Eurostar y viajar a través de Europa», ha asegurado Robert Nisbet, director regional de RDG, a través de un comunicado. 

Los grandes perjudicados son los demás turistas —tanto residentes de la UE como habitantes extranjeros—, ya que ellos no podrán pisar territorio británico con ese billete. En su lugar, tendrán la opción de adquirir el Britrail, que tienen un valor de entre 414 y 690 euros por un billete de un mes y que solo permite viajes ilimitados entre Inglaterra, Escocia y Gales. Los únicos que podrán utilizar sus pases Eurail en enero serán aquellos que hayan comprado el bono antes del 31 de diciembre de 2019 y solo hasta su fecha de vencimiento. 

Tras las primeras reacciones en las redes sociales, RDG ha aclarado en su cuenta de Twitter que la medida «no tiene nada que ver» con el Brexit y que el Grupo Eurail puso fin a su membresía «a pesar de que ellos querían permanecer en el grupo». Esto último se refiere a una propuesta, indicada en el comunicado, que propone armar una alternativa en el que el grupo pueda ofrecer los pases de Eurail y Britrail juntos. La compañía holandesa no ha respondido a los contactos de este periódico para aclarar si tal propuesta fue realizada y si sería considerada.

Los bonos Interrail fueron lanzados en 1972 y en la actualidad llegan a 41.000 destinos en 31 países diferentes. Con un precio que oscila entre 464 y 603 euros para el billete de un mes, en 2018 se vendieron más de 300.000 bonos. 

Fuente: El País