Los sueldos reales caen en España un 1,8%

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Los sueldos reales caen en España un 1,8%

La revalorización de los salarios se frenó el año pasado. En términos reales, ajustada la inflación, el repunte de los salarios fue del 1,8% el año pasado, seis décimas menos que en 2016, y lejos del máximo alcanzado en 2013, cuando subieron un 2,7%, según un informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado el lunes. El incremento registrado en todo el mundo el año pasado es el más bajo desde 2008, cuando se elevó un 1,5%.

Un crecimiento que en Europa fue cercano a cero el año pasado, tras subir un 1,3% en 2016 y un 1,6% en 2015 por la desaceleración registrada en los salarios de Alemania (0,9%) y Francia (0,1%) y la caída de los salarios reales en España e Italia.

En el caso español, la OIT apunta que el salario real cayó el año pasado un 1,8%, el mayor retroceso de los últimos cinco años. La cifras contrastan, eso sí, con las publicadas hace unas semanas por Estadística, según las cuales el salario bruto medio mensual de los 15,68 millones de asalariados españoles aumentó un 0,6% nominal en 2017, hasta los 1.889 euros en 12 pagas. Si bien, en términos reales el trabajador con una remuneración media habría perdido poder de compra, ya que el ejercicio se cerró con un alza del IPC del 2% en 2017.

En los últimos diez años, la retribución real de los empleados españoles cayó, según la OIT, en un 0,3%. Se sitúa así entre los cinco países de Europa con contracción de las retribuciones, solo superada por Reino Unido (-0,5%), Italia (-0,6%) y Grecia (-3,1%), frente al crecimiento del 0,7% experimentado en la región entre 2008 y 2017.

Explicaciones de la brecha salarial

Feminización. En el caso español “el promedio de salario por hora que cobran las mujeres va bajando bruscamente cuantas más mujeres hay en la plantilla de una empresa”, destacó a Efe Vázquez.

14,9%. Es la brecha de género salarial entre hombres y mujeres en España analizando el número de horas trabajadas. La media de los países con mayores ingresos se sitúa en el 16,2%.

La OIT destaca una tendencia que se repite en otros países, habida cuenta del crecimiento de las economías –España creció un 3,7% en 2017– y la reducción de las tasas de desempleo. Unas circunstancias que llevan a la organización a poner como causas el lento repunte de la producción, la creciente competencia internacional y la menor capacidad de negociación de los trabajadores. De ahí que según la OIT, el repunte de las economías más avanzadas se justifique más por el aumento del gasto en inversión y no por el consumo privado. Si bien, la especialista en salarios de la OIT y una de las autoras del informe, Rosalía Vázquez, destacó que “las condiciones ya tendrían que estar dadas para que los empresarios asumieran aumentos de salarios”.

La brecha salarial de género es el elemento que ha centrado el análisis de la OIT sobre la situación del mercado laboral. El informe trata de ahondar en los factores que justifican esas diferencias de retribución y apunta que en los países con economías avanzadas la brecha salarial de género se amplía a medida que el nivel salarial es mayor. Todo lo contrario que los países menos desarrollados, donde las mayores diferencias se producen en los tramos inferiores. Sobre el peso que tiene la educación en la retribución de los trabajadores, la OIT constata que, pese a las diferencias entre países, el nivel de educación tiene un peso relativamente bajo en la brecha salarial entre hombres y mujeres. En el caso de las economías más avanzadas, considera que el nivel de formación representa menos de un punto porcentual de la brecha salarial.

En el caso español, la brecha de género es mayor en el sector privado que en el público y más elevado entre los empleos a tiempo parcial que en las jornadas completas.

Fuente: Cinco Días

2018-11-26T18:47:11+00:00