Los sindicatos y la dirección de Bankia reanudarán el 11 de enero las negociaciones del ERE originado por la fusión con BMN. El banco quiere prescindir de 2.510 empleados y cerrar 145 oficinas, cuya lista ya ha comunicado (ver oficinas). Fuentes sindicales confían en recortar el número de despidos, pero creen que Bankia continuará clausurando sucursales tras cerrar la fusión. Además de estas 145 iniciales, estas fuentes creen que Bankia prescindirá de 300 más para 2019, lo que supondrá casi el 20% de sus sucursales. El efecto de la digitalización y la bajada de tipos están detrás de este movimiento.

 Los representantes de los trabajadores afirman que los primeros contactos  con la dirección de Bankia ha empezado con mal pie. No están dispuestos a aceptar los 2.510 despidos (el 14,3% del total) y esperan reducirlos hasta los 2.000 ó 2.200 como máximo.

Sin embargo, en cuanto a la red de oficinas, la situación es muy diferente. Lejos de esperar que el cierre se quede en las 145 sucursales anunciadas hasta febrero, están convencidos de que irán a más hasta doblar esta cifra y acabar 2019 con 450 sucursales menos que ahora: el 18% de la red, compuesta en el momento de la fusión con BMN por 2.515 oficinas.

MÁS INFORMACIÓN

El efecto de la digitalización y los tipos negativos

Desde la entidad no ofrecen ninguna cifra, pero recuerdan que, en años anteriores, sin que hubiera una fusión por medio, han ido cerrando unas 140 anuales. En Bankia aseguran que “no se abandonará ningún pueblo o ciudad”, es decir, no se quedarán sin oficinas ninguna localidad. También recuerdan que unos 600.000 clientes ya trabajan con gestores remotos, es decir, sin acudir a las oficinas, salvo para temas excepcionales, utilizando las vías digitales. Bankia tuvo que abandonar muchas ciudades tras recibir 22.424 millones del Estado. Ahora, cinco años después, Bruselas ha quitado esta restricción, pero el banco no espera cubrir esos huecos con la apertura de muchas oficinas, ya que apuesta por una presencia física testimonial.

Por otro lado, la fuerte caída de los tipos de interés —el euríbor lleva 23 meses al 0% o por debajo— también empuja al ahorro de costes. La integración informática con BMN estará acabada en marzo de 2019.

Fuente: El País