Las razones que motivaron el sorpresivo nombramiento, a finales de mayo, de Carlos Crespo como consejero delegado de Inditex empiezan a esclarecerse. Crespo, casi un desconocido fuera de las oficinas de la textil en Arteixo, tomará posesión de su nuevo cargo en julio, y la junta de accionistas aprobará a mediados de ese mismo mes su entrada en el consejo de administración. Precisamente, la documentación relativa a esa junta pone luz sobre los motivos que llevaron a Isla a elegirle como claro número dos de la gestión de la mayor compañía textil del mundo.

En concreto, el informe elaborado por la comisión de nombramientos de Inditex para justificar este movimiento, valora “muy positivamente” tres puntos principales relativos al desempeño de Crespo en el grupo: su “dilatada trayectoria profesional” en el mismo, “habiendo desempeñado diversos puestos de elevada responsabilidad y complejidad en distintas áreas”; también subraya “el profundo conocimiento del negocio” que le ha reportado esa experiencia de casi dos décadas en la empresa, demás de su “cultura ética corporativa”; y en tercer lugar, “su esfuerzo,compromiso y dedicación en el ejercicio de sus funciones y, en especial, de las propias del cargo de director general de operaciones”, que desempeña desde marzo del año pasado.

Una vez señalado esto, el informe de la comisión de nombramientos se centra en los méritos y capacidades más relevantes de Carlos Crespo, quien, según el informe, “ha demostrado una gran capacidad de liderazgo, gestión y comunicación, así como de adaptación al cambio y a las necesidades del negocio, habiendo acometido importantes reformas e impulsado la innovación tecnológica y la sostenibilidad”, dos puntos vitales en la estrategia de Inditex.

MÁS INFORMACIÓN

Algo que también subraya el informe; “Dada la relevancia de la transformación digital del negocio, como eje de la estrategia corporativa, y los conocimientos y experiencia del sr. Crespo (…) en la aplicación de la tecnología en los procesos corporativos y de negocio, y de la sostenibilidad social y ambiental en el modelo de negocio de Inditex, queda acreditada la idoneidad de su perfil para el cargo para el que se le propone”.

Con todo ello, el nombramiento de Crespo, que cobrará 1,5 millones de euros como sueldo fijo, reforzará “la gestión ejecutiva del negocio” y la estructura de gobierno” de Inditex, ya que, como dice la comisión de nombramientos, con “se produce la separación efectiva de las funciones y responsabilidades de supervisión y gestión”.

Este órgano también ha redactado sendos informes para justificar la reeleción de Pablo Isla y Amancio Ortega como consejeros. En el primer caso, destaca “su rapidez y fiabilidad en la toma de decisiones”y su “visión estratégica y liderazgo”. Del segundo, su compromiso, diligencia y profesionalidad como consejero.

Saracho también será reelegido

Crisis del Popular. Además de Pablo Isla y Amancio Ortega, otro consejero cuyo mandato expira este año, y cuya renovación será votada en la junta de accionistas del 16 de julio, es la del expresidente del Banco Popular, Emilio Saracho. Este ingresó en el órgano de gobierno de la textil en 2010, cuando aún trabajaba en el banco de inversión JP Morgan. Fue reelegido en 2015 y ahora, su mandato expira. Pese a que su gestión en la crisis del Banco Popular está en el punto de mira, ya que era su presidente cuando la entidad colapsó y fue vendida a Santander por un euro, Inditex justifica la reelección destacando su extensa trayectoria profesional y “su profundo conocimiento del negocio bancario”.,

Fuente: Cinco Días