Las tecnológicas se abonan al éxito con récords de ingresos y generación de caja

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Las tecnológicas se abonan al éxito con récords de ingresos y generación de caja

Las grandes tecnológicas de EE UU pugnan por lograr el pódium de capitalización en Wall Street, con la mirada puesta en una cifra redonda y récord: el billón de dólares. A la cabeza de la carrera se encuentran Apple (con un valor de mercado de 823.000 millones de dólares, unos 661.225 millones de euros), Alphabet (matriz de Google), que vale 781.000 millones de dólares, y Microsoft (711.000 millones de dólares). En cuarta posición está Amazon (699.000 millones de dólares), aunque hay analistas que la ven como la clara favorita para alcanzar esa meta. Como referencia, todas las empresas de la Bolsa española (incluidas las más grandes, como Santander, Inditex, BBVA y Telefónica) tienen en conjunto una capitalización de 840.000 millones.

La lucha estará condicionada por la reacción a las cuentas del último trimestre. Si bien las cifras de crecimiento han sido sólidas en general, los analistas ponen ahora el foco en la rentabilidad y la capacidad para mantener los márgenes en un mercado más maduro.

Apple

La empresa de Tim Cook presentó unos resultados financieros récord en su primer trimestre fiscal de 2018, y ello pese a que las ventas de sus iPhones cayeron un 1%. ¿La clave? Apple vendió 77,3 millones de smartphones, por debajo de los 78,3 millones que había vendido entre octubre y diciembre de 2016, pero sus ingresos fueron mayores gracias a que el iPhone X ha subido 100 dólares el precio medio de sus móviles, hasta 796 dólares

La jugada de sacar un móvil muy caro, el iPhone X, con el que celebraba el décimo aniversario del famoso terminal, al tiempo que lanzaba otros dos modelos, el iPhone 8 y 8 Plus, parece haberle salido muy bien al gigante tecnológico, que lleva semanas bajo la lupa de unos inversores que no acababan de entender qué estaba pasando con las ventas de su último buque insignia.

Apple ha logrado subir los ingresos provenientes del iPhone un 13%, igual que la cifra global del negocio, que en su primer trimestre fiscal ha alcanzado la suma récord de 88.290 millones de dólares. En total, la compañía, que este viernes cae un 3,5% en bolsa, ganó 20.065 millones, un 12% más que el año anterior. Ahora está por ver qué pasa en el actual trimestre, si se confirma que Apple ha reducido el ritmo de producción del iPhone X. También será clave observar el ritmo de crecimiento de su segmento de servicios, que en su primer trimestre fiscal creció un 18%. Y ver cómo le va en nuevos negocios como el de los altavoces domésticos, con su nuevo HomePod.

Google

La reforma fiscal de Trump ha llevado a Alphabet, matriz de Google, a registrar sus primeras pérdidas trimestrales desde que nació en 2015, pero su cifra de negocio reveló que sigue creciendo con solidez. La compañía logró superar por primera vez los 100.000 millones de ingresos en un ejercicio fiscal (110.855 millones de dólares), un 22% más. En cuanto a su beneficio, rondó los 12.660 millones, un 35% menos tras afrontar en el último trimestre un cargo extraordinario de 9.900 millones por la citada reforma fiscal. Las ganancias también se vieron lastradas por la multa histórica de 2.736 millones de la CE.

Sin embargo, la debilidad en sus cifras ha estado en la eficiencia. Con un incremento de costes del 27% en el trimestre (hasta 24.700 millones de dólares), los analistas ponen ahora el foco en la gestión de los gastos para mantener los márgenes.

Alphabet, que este viernes caía un 4% en bolsa, sigue recibiendo el grueso de sus ingresos (el 85%) por la publicidad digital. Un área que domina junto a Facebook, pero donde empieza a sentir la amenaza de Amazon. Para alcanzar el billón de dólares de capitalización, los analistas ven necesario que Google logre fuertes ganancias en su área de computación en la nube y crezca con fuerza en negocios de hardware, donde tiene apuestas como sus móviles Pixel y su altavoz doméstico Google Home.

Satya Nadella, CEO de Microsoft. Satya Nadella, CEO de Microsoft.

Microsoft

Microsoft volvió a experimentar un fuerte crecimiento en sus resultados gracias al buen comportamiento de las ventas en su área cloud. La firma, que también cae en bolsa un 2%, se ha convertido en el gran rival de Amazon en la nube y registró ingresos de 28.920 millones en su segundo trimestre fiscal, un 12% más. Solo la nube le generó ventas de 5.300 millones, muy lejos de los 700 millones de 2012 y de los 2.800 millones de 2014.

La firma está aumentando el gasto de capital para construir más centros de datos, pero sus ingresos ligados a esta actividad se están disparando. Con todo, Microsoft perdió en el trimestre 6.300 millones por las cargas asociadas a la reforma fiscal. Entre sus apuestas, destacan la realidad aumentada, la inteligencia artificial y el sector del videojuego. Un último rumor apunta a que podría estar negociando la compra de Electronic Arts.

Amazon

Amazon, que históricamente ha supeditado el beneficio al crecimiento, parece haber cambiado de táctica, y este viernes sube con fuerza en la bolsa (4%). La firma ha vuelto a superar la previsión de los analistas incrementando sus ventas un 38% en el cuarto trimestre, hasta 60.453 millones de dólares. En ese periodo, su beneficio neto ascendió a 1.856 millones, un 147% más. Los resultados incluyeron un beneficio fiscal de unos 789 millones por la reforma tributaria de EE UU.

Su impulso provino del auge de las compras online en la campaña navideña y una sólida demanda de sus servicios en la nube, su negocio de mayor crecimiento. Las ventas de Amazon Web Services subieron en el último trimestre un 44,6%, a 5.110 millones, y ello pese a la dura competencia de Microsoft y Google.

La estrategia de fomentar la fidelidad de los clientes mediante su servicio de envíos rápidos, su apuesta por los contenidos exclusivos frente a Netflix y la apuesta por desarrollos tecnológicos como los dispositivos Echo controlados por su asistente de voz Alexa han dado sus frutos. Los inversores, además, ven con buenos ojos que apueste por nuevos negocios como la publicidad, un segmento que prevén sea más rentable para ella que su negocios de ecommerce y de la nube, al no requerir de fuertes inversiones.

Fidelizar y no tanto crecer

Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook. Mark Zuckerberg, consejero delegado de Facebook.

Facebook. La red social cerró 2017 con un beneficio neto de 15.934 millones de dólares, un 56% más que el año anterior, y unos ingresos que también crecieron un 47% hasta 32.723 millones. Y ello pese a que los usuarios no crecen igual. A los accionistas no les gustó conocer que los usuarios de Facebook habían pasado 50 millones de horas menos al día, y su temor es que con los cambios aplicados por la compañía para evitar problemas como las fake news o para dar prioridad al contenido personal frente al de medios y empresas, haga caer aún más el tiempo que pasan los usuarios. Sin embargo, otro dato lleva al optimismo: sus ingresos por usuario activo crecen fuertes, hasta los 26,76 dólares al mes en EEUU y Canadá. Su negocio, según algunos analistas, se enfoca ahora en una mayor rentabilidad y no tanto en crecer más.

Netflix. Los 117,6 millones de suscriptores que logró Netflix al cierre de 2017 dejaron al mercado con muy buen sabor de boca. El crecimiento había sido mucho mayor de lo esperado, y los ingresos aumentaron también a un gran ritmo. La firma, que logró en el cuarto trimestre un beneficio neto de 185,5 millones, casi un 180% más, ha puesto el foco en los contenidos y su estrategia de hacer fuertes inversiones en producciones locales está fidelizando a los clientes. De nuevo, la clave de cara al mercado está puesta en la rentabilidad: cuando ese crecimiento exponencial en suscriptores se ralentice cómo logrará mantener los márgenes. La firma espera márgenes operativos del 10%.

Fuente: Cinco Días

2018-02-02T10:46:19+00:00