Cada uno en su sector ha creado un hito, una revolución o, como mínimo, una transformación. Tienen una visión nueva de la economía y de la empresa y todos son una mezcla de aire fresco y genialidad. Son la generación que ha cambiado el chip.

Doce mentes maravillosas

 

Verónica Pascual: “El principal acierto de Silicon Valley fue hacer sexy la tecnología” por Juan Pablo Zurdo

Verónica Pascual, ingeniera aeronáutica y madre de robots, iba viento en popa como consultora en una multinacional hasta que su tratamiento para la crisis de la empresa familiar le hizo ir aún mejor. Es la referencia robótica de la transformación tecnológica.

Juan de Antonio: “Hasta 2014, Cabify murió cinco veces” por Tomás López Morales

Que las páginas del pasaporte de Juan de Antonio se queden cortas no extraña, pues Cabify opera ya en más de 10 países. Además, ese nomadismo entronca con la personalidad de un empresario de la movilidad obsesionado con avanzar a toda velocidad.

Carlota Pi: “Hemos superado el miedo al cambio, ahora luchamos contra la pereza al cambio” por Mariano Ahijado

Hay asociaciones que cuesta evitar, como pensar que la energía renovable es más cara. Carlota Pi lleva desmintiéndolo desde que en 2010 fundara Holaluz.

Nuria Oliver: “La inteligencia artificial tiene una relación estrecha con el hombre” por Hugo Gutiérrez

Una pionera inquieta que lidera el uso de la inteligencia artificial para ayudar a la sociedad. Avance tecnológico, pero siempre acompañado de justicia y ética, enfatiza.

Miguel Vicente: “Para emprender hay que estar un poco loco” por Rebeca Gimeno

De la cabeza de Miguel Vicente han salido Wallapop, LetsBonus o Glovo. Las recientes Carnovo, CornerJob o Deliberry aumentan la cuenta de startups hasta las 14. Disfruta arrancando los proyectos y valora el talento y el trabajo duro. No se considera un gurú, pero muchos le ven como tal.

Jesús Pérez: “La regulación siempre va a ir por detrás de la tecnología” por Tomás López Morales

Estudió una carrera para entender a las máquinas y otra para comprender a las personas. Trabaja para tranformar el sector financiero.

Fuente: El País