Las inversiones, cada vez con mayor criterio sostenible

/, Actualidad Económica, Cinco Días/Las inversiones, cada vez con mayor criterio sostenible

El mundo de la inversión vive un proceso continuo de renovación para ofrecer productos que respondan a cada una de las realidades del momento. La responsabilidad social corporativa (RSC) es una de ellas, y la industria de los fondos se está haciendo eco con gran interés.

“Spainsif, el Foro de Inversión Sostenible de España, define la inversión sostenible y responsable (ISR) como “aquella que desde una aproximación del largo plazo integra los criterios ambientales, sociales y de gobernanza (aglutinados bajo las siglas ASG) en el proceso de estudio, análisis y selección de valores de una cartera de inversión”.

Según los últimos datos publicados por la entidad, correspondientes a 2017, los fondos ISR comercializados en España por gestoras nacionales e internacionales superaban los 30.000 millones de activos bajo gestión, cifra que refleja un crecimiento del 32% en los dos últimos años. El 51% se ha destinado a acciones empresariales (renta variable), un 20% a bonos corporativos y un 20% a bonos públicos; la zona preferible es Europa.

El creciente interés por este tipo de vehículos está relacionado con las iniciativas internacionales

Spainsif considera que el crecimiento está relacionado con las iniciativas internacionales contra el cambio climático y con el desarrollo sostenible (Agenda 2030 de Naciones Unidas). En el último año la oferta de gestoras nacionales ha crecido más del 53%.

BBVA, Santander, Fineco (Kutxabank) y Mediolanum, entre otras, están apostando por dar un valor diferenciador a su estrategia mediante la puesta en el mercado de productos de inversión responsable.

“Cada vez hay mayor interés por este tipo de productos porque hay una mayor sensibilidad en temas como el medio ambiente o la gobernanza corporativa. Los fondos y ETF van a crecer con fuerza”, señala Fernando Luque, editor financiero de Morningstar.

Cifras

53% ha crecido la oferta de ­fondos ISR comercializados por gestoras nacionales, según Spainsif.

35% de los españoles contrata productos que tienen en cuenta criterios éticos, ambientales y de gobernanza.

La gestora suiza UBP asegura que “el desarrollo exponencial que está teniendo la ISR no sería posible sin que hubiera una demanda real de los inversores por generar al menos parte de sus rendimientos de manera socialmente responsable”, en palabras de Felipe Lería, director general para Iberia. “Es una tendencia que ha llegado para quedarse; al margen de las implicaciones éticas y morales, las compañías con una estructura de gobierno apropiada que demuestren tener capacidad para gestionar los riesgos sociales y medioambientales a los que nos enfrentamos tendrán mayor capacidad para generar buenos resultados en el largo plazo”, añade.

Fernando Luque explica que los índices de sostenibilidad diseñados por Morningstar no detectan diferencias entre los fondos ISR y el resto en rentabilidad. “Tampoco hay disparidades en cuanto a riesgos, pero a futuro los beneficios pueden ser mayores, porque empresas no comprometidas pueden tener problemas y generar volatilidad”, añade.

Spainsif destaca que algunos fondos han alcanzado rentabilidades por encima del 30% en los últimos cinco años. BBVA Bolsa Desarrollo Sostenible es el mejor, con una subida superior al 42%. Invierte el 75% en renta variable de la OCDE e incluye empresas del Ibex 35, S&P 100, Euro Stoxx 50, Topix 30, Eurotop100 y S&P 500.

Radiografía

Bolsa. 15 empresas españolas cotizan en el Dow Jones Sustainability Index: Amadeus, BBVA, Santander, Bankinter, CaixaBank, Enagás, Endesa, Ferrovial, Gamesa, Naturgy, Iberdrola, Inditex, Indra, Mapfre y Red Eléctrica.

Mileniales. El 60% de los mileniales tiene interés por productos socialmente responsables, según Legg Masson. Los temas medioambientales son los que más preocupan.

Renta 4. La inestabilidad del mercado ha impulsado la oferta de productos de renta fija con criterios ISR. Santander ha lanzado Santander Sostenible 1 y Santander Sostenible 2, que invierten en deuda.

El perfil del cliente que demanda este tipo de inversión es cada vez más amplio. “Inicialmente eran los grandes fondos de pensiones mundiales, después se incorporaron fundaciones, congregaciones religiosas y organizaciones sin ánimo de lucro y, poco a poco, se empieza a unir el ciudadano de a pie”, explica Ignacio Perea, director de inversiones de Tressis.

El 81% de los españoles considera más importante la RSC que hace cinco años y un 35% invierte en esta categoría, según una encuesta de Schroders.

Para Fernando Luque, los fondos ISR son una opción claramente a tener en cuenta. “Cada vez se consideran más los factores externos que pueden afectar a la cotización. Tenemos el ejemplo reciente de Renault [su presidente fue acusado de evasión fiscal y las acciones sufrieron una fuerte caída]. Pero reconoce que uno de los retos a los que se enfrenta la industria es “la necesidad de que el asesor financiero sea más sensible con la inversión ISR, ya que tiene dudas de la rentabilidad que pueda generar”.

Fuente: Cinco Días

2018-12-03T10:53:46+00:00