La recuperación en la zona euro impulsa las importaciones

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La recuperación en la zona euro impulsa las importaciones

La recuperación en la zona euro impulsa las importaciones

Europa sigue siendo una economía esencialmente exportadora. Vende fuera de sus fronteras más de lo que compra, aunque el dato sin tener en cuenta la gran maquinaria comercial alemana indicaría lo contrario. Sin embargo, en los primeros seis meses del año la distancia entre exportaciones e importaciones se redujo en paralelo a los nuevos bríos de la recuperación económica europea, e hizo caer el superávit comercial de los Diecinueve países de la moneda única.

MÁS INFORMACIÓN

La zona euro envió más allá de sus fronteras entre enero y junio productos y servicios por casi 1,1 billones de euros según las cifras publicadas este jueves por Eurostat, la agencia estadística comunitaria. La cantidad equivale al PIB de España, y creció un 7,9% respecto al pasado año. Las compras subieron con más fuerza, un 11,6%, aunque el superávit comercial dejó en el semestre más de 100.000 millones del lado de los países del euro, con Alemania y Holanda como claros ganadores. En España, las importaciones aumentaron a un ritmo del 12%, por encima del 10% al que lo hicieron las exportaciones, y su balanza comercial se mantiene en terreno negativo. Reino Unido, en plena negociación del Brexit, fue junto a Malta el único país de los Veintiocho donde las importaciones cayeron.

El ligero cierre de esa brecha comercial favorable a los socios comunitarios tiene varias lecturas: la zona euro ha recuperado las constantes vitales tras verse al borde de la desintegración, y en el último trimestre la economía creció a una tasa del 2,2% anual, con lo que su capacidad de compra ha mejorado. A ello se suma el rally del euro frente al dólar, que encarece los bienes europeos haciéndolos menos competitivos. La moneda única está cerca de máximos de dos años y medio, impulsada por las posibilidades crecientes de que el BCE relaje los estímulos a la economía. También por el fin de las incertidumbres políticas con el nuevo liderazgo franco-alemán al frente, lo que contrasta con la inestabilidad del Ejecutivo de Trump al otro lado del Atlántico.

“En los últimos cuatro trimestres la actividad exportadora ha sido sólida, pero fue superada por las importaciones con las compañías reponiendo sus inventarios. Además, la fortaleza del euro probablemente ha comenzado a afectar a las exportaciones”, estima el analista Lorenzo Codogno.

La inflación, en mínimos anuales

Este jueves Eurostat también dio a conocer el dato de inflación. Los precios no acaban de arrancar y se mantuvieron en mínimos anuales en julio. La tasa de inflación se situó en el 1,3%, la misma que el mes anterior, aunque muy superior al pírrico 0,2% de hace solo un año. El gasto turístico y el transporte impulsaron los precios, mientras que telecomunicaciones, frutas y verduras los arrastraron a la baja. La inflación subyacente, que excluye los precios de la energía y los alimentos también fue del 1,3%.

Tras un comienzo de año en el que los precios se acercaron al objetivo del 2% que marca el Banco Central Europeo, el avance de los precios se ha contenido. El BCE tiene en la inflación uno de sus criterios para empezar a retirar las medidas extraordinarias de apoyo a la economía, pero tal y como ha dejado claro Mario Draghi, el alza de precios debe ser sostenida en el tiempo y no responder a un dato mensual pasajero.

Fuente: El País

2017-08-17T13:00:09+00:00

About the Author: