La opa de Blackstone deja en el aire la venta del negocio residencial y de oficinas de Hispania

/, Actualidad Económica, Cinco Días/La opa de Blackstone deja en el aire la venta del negocio residencial y de oficinas de Hispania

La opa de Blackstone sobre la socimi Hispania, anunciada ayer por el fondo estadounidense, deja en el aire la posible venta de la cartera de oficinas y, sobre todo, del portfolio completo de viviendas, una operación que la inmobiliaria había comenzado a sondear entre posibles compradores, según explican dos fuentes financieras a Cinco Días

Blackstone confirmó ayer mediante un documento enviado a la CNMV su intención de comprar Hispania. El precio ofrecido es de 17,45 euros por acción. Además, comunicó la compra del 16,56% de las acciones que estaban en manos de dos fondos del inversor George Soros, accionista ancla de la socimi desde su constitución en 2014.

Ese precio se sitúa un 5,6% por debajo de la cotización de mercado, 18,5 euros por acción, después de que Hispania hubiese subido un 12% en las últimas jornadas. Respecto a los tres últimos meses, supone una prima del 14%. En la sesión de ayer cerró a 17,34 euros tras levantarse la suspensión de cotización del día anterior, con una caída del 6,27%.

La operación se realiza a través de Alzette Investment, “una sociedad asesorada por filiales de The Blackstone Group International Partners” y domiciliada en Luxemburgo, según el comunicado a la CNMV.

La oferta de Blackstone es por toda la compañía, es decir, incluidas las propiedades del negocio hotelero, de oficinas y viviendas. La puja valora prácticamente a precio de NAV (el valor neto de los activos) a la inmobiliaria. Condiciona el éxito de la oferta a obtener más del 50% de los títulos y a recibir las autorización de Competencia.

Pero la operación abre algunos interrogantes. Deja en el aire la posible venta de la cartera de viviendas, que tiene un valor de 232 millones, según las cuentas de 2017.

La Ley de opas de 2007 explicita de forma clara que durante una de estas ofertas, la compañía opada no podrá enajenar inmuebles.

Hotel Dunas Maspalomas, en Gran Canaria, propiedad de Hispania. manuel casamayón Hotel Dunas Maspalomas, en Gran Canaria, propiedad de Hispania. manuel casamayón

La socimi ya comunicó una estrategia de venta de piso a piso, en el mercado minorista, pero ante la lentitud en el ritmo de estas transacciones, en las últimas semanas había comenzado a valorar la venta en bloque (o varias carteras) de las casas. Hispania buscaba entre otros operadores y fondos deshacerse del residencial destinado al alquiler ante el apetito creciente de los inversores por este tipo de activos.

En el caso de las oficinas, la compañía ya había obtenido la aprobación de la junta para la venta justamente este miércoles y, como se recuerda desde la socimi, la compañía ya ha informado previamente del mandato de venta de los activos. En este caso, el acuerdo está ultimado con el fondo Tristan Capital Partners, como adelantó este diario. La junta de accionistas también aprobó un reparto de una prima tras esa venta, algo que afectaría al precio ofrecido por Blackstone. Así sucedió, en el caso de Axiare, que repartió un dividendo cuando Colonial ya había anunciado su opa.

Lo que queda claro es que tras la opa por Hispania, las posibles operaciones de venta de oficinas y viviendas estarán bajo la lupa tanto de Blackstone como de la CNMV.

En principio, a Blackstone solo le interesan los activos hoteleros de Hispania, el gran propietario de este tipo de establecimientos en España, con más de 13.100 plazas en 46 hoteles. El fondo estadounidense tiene la intención de integrar la cartera con la recientemente adquirida de HI Partners a Sabadell por 630 millones. La suma dará una cartera de 60 hoteles.

En total, los activos inmobiliarios de la socimi tiene un valor de 2.475 millones de euros, a cierre de 2017, del que el 66% corresponde a estas camas turísticas, equivalente a 1.640 millones. Entre el resto, el 10% corresponde a viviendas y el 24% a oficinas.

Blackstone se ha adelantado a otros posibles competidores, ya que ayer se supo que existe el interés de otros cinco o seis candidatos por hacerse con Hispania, aunque el fondo estadounidense ha obtenido una clara ventaja no solo en el tiempo sino al hacerse con las acciones de Soros. En cualquier caso, parece poco probable que surja una oferta competidora si no es de uno de los grandes fondos internacionales o especializados en hoteles.

El caso de la socimi Hispania es especialmente particular, porque nació con una vida limitada de seis años, a semejanza de los fondos de inversión. Eso supone que en 2020 debería haber liquidado todos sus activos y devuelto a los inversores las potenciales plusvalías. Pero la compañía decidió que existía una oportunidad de existir más allá de ese plazo a través de la venta a algún otro inversor.

Por eso, desde Azora, la compañía externa que tuvo la idea crear Hispania y que ejerce como gestor, se decidió comenzar a sondear el mercado para una posible venta ya en los próximos meses o para 2019. Pero Blackstone se ha anticipado y roto esos planes con la compra a Soros y el anuncio de la opa. El fondo ya es el principal accionista de Hispania, con el 16,6% que poseía Soros. El resto está muy repartido entre multitud de inversores, entre los que destacan pesos pesados de las finanzas como Fidelity, BlackRock, Canepa, Axa o el Banco de Montreal.

La inmobiliaria cuenta con Rafael Miranda como presidente del consejo de administración y Cristina García-Peri como primera ejecutiva. Fernando Gumuzio y Concha Osácar, consejeros de Hispania, por su parte, son los dueños de Azora, el gestor externo e impulsores de la sociedad.

A su vez, Blackstone se ha convertido en un gigante inmobiliario en España. En 2014 adquirió la cartera de deuda y adjudicados de Catalunya Caixa ligada al ladrillo, con la que comenzó una estrategia de poner en el mercado viviendas destinadas al alquiler a través de diversas socimis. Aunque su gran operación, valorada en 10.000 millones, fue la protagonizada el pasado verano tras adquirir a Santander el grueso del ladrillo que heredó de Banco Popular.

MÁS INFORMACIÓN

Fuente: Cinco Días

2018-04-06T05:15:05+00:00