La Junta General Extraordinaria de Tubos Reunidos celebrada este sábado ha aprobado los acuerdos previstos para la ejecución del acuerdo de refinanciación de la totalidad de su deuda financiera de 351 millones de euros y que no requiere ni ampliación de capital ni aportación de deuda adicional.

Tubos Reunidos firmó el pasado mes de junio el acuerdo de la reestructuración de su deuda financiera por un importe de 351 millones de euros «con las principales entidades financieras».

Según ha informado la compañía este sábado, la reestructuración de la deuda cuenta con el respaldo «prácticamente unánime» de las entidades financieras y bonistas que alcanza a «más del 99%» de las mismas. «Este respaldo de las entidades constituye un importante paso que le permite a Tubos Reunidos contar con un escenario financiero estable para desarrollar su plan de negocio», ha añadido.

En el transcurso de la Junta General Extraordinaria que ha aprobado el acuerdo de refinanciación, se han señalado las bases fundamentales del mismo. De este modo, implica una estructura financiera estable y flexible para el desarrollo del Plan de Negocio 2019-2022.

Asimismo, se adecua a la capacidad de generación de caja que contempla el Plan dentro del entorno incierto y cambiante del sector y no requiere ni ampliación de capital ni aportación de deuda adicional.

Por otro lado, la deuda se transforma en 90 millones de euros amortizable (Tramo A) y el resto 168 en convertible, además de asegurarse el mantenimiento de las líneas de circulante por 92 millones.

Del mismo modo, se destaca que el tipo de interés es favorable y solo pagadero en cash sobre un tercio de la deuda mientras el calendario de amortización es muy reducido a corto plazo en un entorno de aranceles EEUU.

Fuente: Cinco Días