El número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad se situó en 20.385 el pasado mes de agosto, cifra un 29,9% inferior a la del mismo mes de 2018 y la más baja en cualquier mes desde octubre de 2016, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE) este martes. El organismo estadístico recuerda que los datos proceden de escrituras públicas realizadas anteriormente, ya que los datos se recogen al inscribirse en los registros de la propiedad, por lo que la puesta en marcha de la nueva Ley de Crédito Inmobiliario en junio «podría haber afectado a los datos publicados este mes [agosto]».

MÁS INFORMACIÓN

Todo apunta, en efecto, a que la caída de agosto refleja en la estadística hipotecaria lo que ya se había visto en otras anteriores. Las primeras en detectar las turbulencias que la nueva norma estaban provocando sobre el mercado inmobiliario fueron las de los notarios, más inmediatas ya que recogen el momento en que cliente y entidad firman el contrato, que luego (desde unos días hasta unos meses después) se inscribirá en los registros de la propiedad.

El motivo de esas alteraciones es que la ley se puso en marcha con problemas en el nuevo procedimiento telemático por el que se debe transmitir la documentación de los préstamos, lo que motivó una moratoria del Gobierno hasta el 31 de julio. Se cree por tanto que el bache será puntual, aunque no se sabe cómo de profundo ni qué estela dejará tras de sí en un momento en que el sector inmobiliario muestra signos de ralentización tras años de crecimiento vigoroso.

Además de registrarse la menor cifra de hipotecas sobre viviendas en casi tres años (desde octubre de 2016), el dato de agosto de este año es el peor en dicho mes desde 2015. Entonces, la firma de hipotecas sobre viviendas no llegó a 20.000. Además, con el descenso interanual experimentado en el octavo mes del año, la firma de hipotecas sobre viviendas regresa a terreno negativo, después de haber subido en julio un 13,1%. Lo que todavía se mantiene en positivo es el dato intraanual: de enero a agosto de este año se han firmado un 4,9% más de hipotecas sobre viviendas que en el mismo periodo del año pasado.

Sube el importe medio

De acuerdo con los datos difundidos por el INE, el importe medio de las hipotecas sobre viviendas subió un 5% respecto a agosto de 2018, hasta los 128.501 euros. Sin embargo, por efecto del menor número de operaciones firmadas, el capital prestado en conjunto retrocedió un 26,4% en tasa interanual, hasta los 2.619 millones de euros.

En términos mensuales (agosto sobre julio), el número de hipotecas sobre viviendas se desplomó un 38,9%, mientras que el capital prestado para este tipo de hipotecas cayó un 35,3%. En ambos casos se trata del mayor retroceso mensual en un mes de agosto en al menos cinco años.

Además de las hipotecas sobre viviendas, la estadística del INE recoge los datos de todos los préstamos registrados en agosto para fincas urbanas y rústicas. En todos los casos se produce un fuerte retroceso en términos interanuales. El más suave es el de los préstamos hipotecarios sobre fincas rústicas, que descendió un 22,3%, en el caso de todas las urbanas (que incluyen otro tipos de inmueble además de viviendas), la caída fue del 28,3%.

Caída en todas la comunidades

Volviendo de nuevo al análisis de hipotecas sobre vivienda exclusivamente, ninguna comunidad autónoma se libró de un dato negativo en agosto. La Comunidad Valenciana (-9,1%), Cataluña (-19,4%) y Murcia (-20,2%)  fueron las que salieron mejor paradas. En La Rioja (-61,5%), Extremadura (-53,8%) y Navarra (-52,9%) la firma de hipotecas se desplomó a más de la mitad.

Por tipos de cambio, las hipotecas con interés fijo cayeron por segundo mes consecutivo: si en junio alcanzaron su máximo de la serie estadística con un 44,5%, el pasado agosto fueron solo el 41,8%, lo que significa que el 58,2% restante fueron a interés variable (la estadística se elabora contando con el tipo de interés del primer año, por lo que no se contempla la posibilidad de préstamos mixtos).

En cuando el precio de las hipotecas, el interés fijo medio se mantuvo en el 3,01%, donde lleva invariable desde junio, mientras que los tipos variables se encarecieron levemente respecto al mes anterior (2,29% frente al 2,28%). Eso dejó la media del tipo de interés medio al inicio de las hipotecas constituidas en el 2,55%, que son los tipos más bajos de la serie estadística actual, que arranca en 2009, y posiblemente de la historia (antes de esa fecha y de las medidas de estímulo que puso en marcha el Banco Central Europeo durante la crisis, normalmente superaban el 5%). El plazo medio de las nuevas hipotecas fue de 24 años, un dato que se mantiene invariable desde el pasado febrero.

Fuente: El País