La desigualdad que nos aleja de Europa

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La desigualdad que nos aleja de Europa

Uno de los rasgos más preocupantes de la post crisis es el aumento de la desigualdad y la consiguiente fragmentación social. Estos riesgos ya habían sido advertidos en crisis anteriores sin sospechar la gravedad que iban a alcanzar.

MÁS INFORMACIÓN

En su Historia del siglo XX, Eric Hobsbawm recoge unas palabras del secretario general de la OCDE, que suponen una advertencia premonitoria de lo que ha sucedido: “Uno de los resultados cruciales del desempleo masivo”, decía Emiel Van Lennep en 1983, “puede ser que los jóvenes se aparten progresivamente de la sociedad”. El secretario general estaba muy sensibilizado por el aumento del paro que se había triplicado en la década anterior. Temía una ruptura social “en la que los jóvenes y los relativamente desprotegidos estén en las antípodas de los individuos más experimentados y mejor protegidos de la fuerza de trabajo”.

Aquellos temores son hoy realidades. Vamos acumulando estadísticas sobre la desigualdad con resultados cada vez peores sin que se tomen medidas. Sobre las debilidades que comporta la ampliación de la desigualdad son muy reveladoras las reflexiones realizadas la semana pasada en Barcelona por José Luis Escrivá, presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF). En el ciclo 10 años de la caída de Lehman Brothers, organizado por el Cercle d’Economia, EuropeG y CIDOB, Escrivá puso de relieve un aspecto novedoso y es que la desigualdad nos aleja de Europa. “En España”, señaló, “la desigualdad ha aumentado sustancialmente por encima del promedio de los países europeos en los últimos 15 años”.

La realidad es que nos estamos distanciando de Europa en asuntos tan esenciales como el paro. Durante los últimos años el Gobierno del PP no ha cesado de pregonar los millones de empleos creados, lo cual es verdad, pero no toda la verdad. El presidente de la AIReF precisó que la brecha de la tasa de desempleo entre España y la zona euro se ha ampliado casi tres puntos. En los años 1998-2000 la tasa de paro de España era 4,3 puntos superior a la de la zona euro. Actualmente está en 7,2 puntos por encima. Frente a ciertas aproximaciones en algunos campos, en aspectos básicos nos estamos alejando de la Unión.

Según Escrivá una de las razones que explican el aumento de la desigualdad en España es que “la política fiscal española tienen un efecto redistributivo inferior a la de los países de nuestro entorno”. En España la política fiscal sólo reduce en un 15% la desigualdad en la distribución de la renta. Se trata de un impacto muy inferior al logrado por Francia y Alemania que con sus políticas fiscales logran reducir las desigualdades en un 40%. Aquí llevamos décadas de retraso en la regulación del capitalismo y se nota.

Con este panorama resulta imperdonable el ninguneo de determinados partidos a aprobar unos presupuestos que potencian la capacidad redistributiva de nuestra fiscalidad y mejoran la vida de los más vulnerables. Hay que hacer más caso de la AIReF, promovida por Europa, que nos alerta de lo importante.

Fuente: El País

2018-11-25T23:16:41+00:00