La cosmética cuadra el negocio de las farmacias

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La cosmética cuadra el negocio de las farmacias

En los diez últimos años los productos para el cuidado de la piel de venta en farmacias se han multiplicado como los panes y los peces. Su crecimiento se ha disparado. De hecho, “no hay un canal que haya tenido una evolución más espectacular en el sector de la belleza que el de la farmacia, que incluso ha crecido en tiempos de crisis”, aprecia Óscar Mateo, director de estudios de Stanpa (Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética). De las 30.000 referencias de 2008 se ha pasado a las 70.000 actuales. Y se ha duplicado el volumen de ventas, de 740 millones de euros a 1.500 millones, según la propia asociación. La dermocosmética se ha desarrollado tanto porque las farmacias han tenido que mirar hacia otros sectores ante los recortes del gasto farmacéutico decretados por el Gobierno del PP, explica Mateo. De hecho, este segmento representa ahora el 22% del negocio de la industria perfumera en lugar del 8% anterior a la crisis económica.

Algo que refrenda el Colegio de Farmacéuticos de Madrid por boca de Rosalía Gozalo, vocal de dermofarmacia y productos sanitarios: “La dermo ha tenido un crecimiento exponencial en la oficina de farmacia porque el profesoinal ha visto en ella un vehículo para que su negocio siga siendo rentable tras la reducción de los precios de los medicamentos y el ajuste brutal de los márgenes que hemos sufrido en los últimos años; pero sobre todo porque el usuario busca cada vez mayor asesoramiento experto”.

Según Stanpa, el consumidor realiza el 53% de sus compras en establecimientos donde hay un prescriptor y la figura del farmacéutico es un factor de garantía para el público. Esta tendencia, unida a que el canal farmacia estaba por desarrollar y a que “el cuidado personal y la lucha contra el envejecimiento se han convertido en algo básico en la forma de ser y de vivir de la gente”, han hecho el resto, según Mateo.

Las grandes empresas fabricantes no han desaprovechado la ocasión, lanzando nuevas categorías y ampliando las gamas de producto. Por ejemplo L’Oréal, que en el arranque del verano estrenó la marca CeraVe, líder en hidratación en Estados Unidos, “que viene a cubrir un hueco de mercado en España”, según su director general, Juan Ordóñez. Su objetivo es que la enseña encabece las ventas en farmacias de cremas accesibles con sus ocho productos a precios de entre 7 y 12 euros. Y se trata de una tendencia, en opinión del directivo de Stanpa, que aún no ha terminado ya que “todavía van a crecer en cosmética de color, maquillajes hipoalergénicos y productos capilares”. El mercado dermocosmético es el segundo en ventas para L’Oréal, con marcas como Vichy, La Roche Posay, Skin Ceuticals…, solo por detrás del de gran consumo.

Quinto mercado mundial

España es el quinto país del mundo en el sector dermocosmético, asegura Laurent Coupé, director general de Pierre Fabre, después de Francia, China, Italia y Alemania. Su laboratorio, que cuenta con ocho marcas (entre ellas Avéne, Galénic y Klorane) y una cuota de mercado próxima al 11% en España, sabe que la mayor parte de la venta cosmética en farmacias se la llevan las cremas para el rostro (400 millones de euros anuales), el cuidado corporal (200 millones) y la protección solar (otros 200 millones). Pero este año los productos solares se resistieron por la llegada tardía del buen tiempo. Según Coupé, el mercado retrocede un 5% sobre el año anterior, aunque si se suprime el efecto de la menor venta de cremas solares, estaría creciendo un 2%.

Tras la expansión sin precedentes de las ventas cosméticas en farmacias (el 40% de las cremas para el cuidado de la piel se dispensan ahí, igual que el 40% de los productos de higiene bucodental, que suponen 250 millones de euros de facturación), ahora el sector afronta un periodo de madurez. En 2018 se espera que el negocio se mantenga si, como está previsto, se logra revertir la caída de los productos solares.

Pero las empresas piensan continuar con su expansión. Así lo tiene previsto Cantabria Labs, que pretende elevar un 15% su volumen de negocio este año, hasta 170 millones de euros, para duplicarlo en 2022, según el presidente de su consejo de administración, Juan Matji de Arroquia. El laboratorio español acaba de lanzar una crema que incorpora una nueva tecnología antipolución patentada. La innovación es la clave del sector, según Coupé.

Fuente: El País

2018-08-26T19:59:22+00:00