La CNMV se opone a la ‘tasa Tobin’ que estudia aplicar el Gobierno

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La CNMV se opone a la ‘tasa Tobin’ que estudia aplicar el Gobierno

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Sebastián Albella, se muestró en contra del impuesto sobre las transacciones financieras, también conocido como tasa Tobin, que estudia aplicar el Gobierno socialista. “Una medida de este tipo solo tendría sentido si se aplicase de forma coordinada en toda Europa”, explicó. En los últimos años algunos países como Francia o Italia han aprobado un gravamen sobre las operaciones bursátiles. “Creo que no están satisfechos con los resultados”, dijo Albella.

El responsable del supervisor bursátil también argumentó que la aplicación de la tasa Tobin sería lesiva para los intereses del mercado de valores español ya que de aplicarse una medida de este tipo muchas de las operaciones que hacen ahora en la Bolsa española se derivarían a otros parqués. “En estos momentos un impuesto de este tipo tiene menos sentido que nunca porque se ha acrecentado la competencia entre plazas. Los efectos serían negativos para la competitividad de nuestro mercado”. El presidente de la CNMV aseguró que están en contacto permanente con el Gobierno y que el Ejecutivo de Pedro Sánchez sabe perfectamente cuál es su opinión sobre este tema.

Albella pide que se elimine toda la incertidumbre que rodea a las sicav y alaba su contribución a la industria financiera

Otro de los asuntos que están en la mesa de las negociaciones para aprobar los Presupuestos Generales del Estado es la posible modificación del régimen fiscal de las sociedades de inversión de capital variable (sicav), uno de los vehículos favoritos de los grandes patrimonios para canalizar sus ahorros. Albella asegura que a él no le consta que exista ninguna propuesta en firme que pueda afectar a las sicav, y destacó que se trata de un negocio importante para el sector financiero español. “Es un producto que ha contribuido mucho al desarrollo de la industria, especialmente en el ámbito de la gestión de patrimonios. Además, el tratamiento de las sicav en España no supone un elemento diferencial con respecto a otros países”.  Albella deslizó que si se intentase modificar el sistema fiscal habría una salida de capitales a otros mercados: “Saben que el ahorro y los flujos financieros fluyen de una manera muy fácil por Europa. Por eso lo bueno sería que desapareciera toda la incertidumbre que afecta al sector”.

En la presentación del último plan de actividades de la CNMV, el supervisor se marcó como uno de los objetivos atraer a Madrid parte del negocio que pudiera salir de la city londinense con motivo del Brexit. Sin embargo, a día de hoy, salvo alguna decisión para reforzar los equipos en España, ninguna gran entidad ha optado por Madrid como posible destino de su actividad principal, decantándose por Fráncfort o Paris. “Es cierto que nos hubiera gustado lograr algo más, pero estoy contento con la labor realizada. Somos un país que emite una señal de estabilidad algo menor que otras naciones del centro de Europa. Nos ven como un país del sur, y eso a veces se traduce en una imagen menos sólida desde el punto de vista de la fiabilidad de la deuda. Además, el año pasado tuvimos el problema catalán, que nos afectó mucho en cuanto a la estabilidad que proyectamos”, concluyó Albella

Fuente: El País

2018-10-01T14:15:48+00:00