La CNMV reconoce el fracaso de los planes para atraer empresas del Brexit

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La CNMV reconoce el fracaso de los planes para atraer empresas del Brexit

París, Fráncfort, Ámsterdam, Luxemburgo e Irlanda se beneficiarán más de este desplazamiento de actividad generado por el Brexit, ha subrayado Albella. “Me habría gustado que hubiésemos hecho algo más coordinado como ha hecho la plaza financiera francesa. Nos hemos quedado muy cortos y ha habido poca venta común”, ha reconocido. Y ha lamentado que no se haya apostado más por este tema tomando medidas fiscales que llamasen la atención de las empresas. “Tenemos la sensación de haber trabajado un poco solitario. Tendría que haber sido promovido e impulsado desde otras instancias”, ha incidido. 

Además, ha asegurado que la incertidumbre soberanista en Cataluña ha sido el otro factor que ha perjudicado a estas iniciativas por la “imagen de inestabilidad” que brindaba. Pese a que luego ha indicado que los índices de estrés financieros no han recogido hasta ahora esas tensiones.

Albella ha tildado de sorprendente que un lugar como Ámsterdam haya tenido bastante éxito captando negocios procedentes de la City. Si bien a continuación ha explicado que los holandeses poseen una cultura común, una cercanía geográfica y, además, hablan inglés. Albella ha avanzado que España quedará por detrás de esas cinco ubicaciones. Aunque también ha adelantado que algo sí que se conseguirá captar.

MÁS INFORMACIÓN

El presidente de la CNMV también ha explicado que quiere ampliar el menú para facilitar la atracción de empresas cotizadas. Y ha argumentado que para ello sería bueno relajar la exigencia de que las compañías tengan que reportar trimestralmente. “Normalmente el 80% de las cotizadas publica sus cifras trimestralmente de todas formas. Pero a lo mejor a ese 20% restante le interesa no hacerlo y es una carga. En Europa solo Rumanía y Polonia obligan como España a publicar resultados cada tres meses”, ha señalado. En lugar de hacerlo cuatro veces al año solo tendrían que hacerlo dos. En su opinión, habría que examinar por qué no lo tienen otros países con los que nos queremos comparar.

La protección del cliente financiero

Respecto al anuncio del Gobierno de crear una autoridad independiente para defender a los clientes financieros, Albella ha admitido que ha recibido la noticia con “cierta preocupación” y que le hubiese gustado que ese nuevo organismo hubiese estado encuadrado dentro de la CNMV. “Será una suerte de ombudsman único que encauzaría las reclamaciones. Es la respuesta española a la directiva europea de litigios de consumo. Nosotros tenemos un servicio de reclamaciones que creemos que funciona bien y pensamos que lo ideal sería que se hubiese integrado dentro de la CNMV”, ha dicho.

Según Albella, la nueva autoridad habría quedado dentro de la CNMV si en España se aplicase el modelo conocido como Twin Peaks y que separa la supervisión de la solvencia y la de la conducta. “No tenemos ese modelo, que es al que va todo el mundo, y se ha optado por esto”, se ha quejado. No obstante, luego ha matizado que “siempre que haya verdadera coordinación la reforma puede ser positiva”. “Estamos dispuestos a colaborar”, ha remachado.

Este organismo ya fue anunciado por el anterior Gobierno y ahora ha sido retomado con mucho vigor por el actual. Y, según ha contado el propio Albella, genera dos preocupaciones en la CNMV: por un lado, si se crea de verdad solo para circunscribirse al ámbito de las reclamaciones. Y por otro, que haya una estrecha coordinación entre esta nueva autoridad y la CNMV. “Trataremos de vivir con ella y coordinarnos lo mejor posible”, ha comentado el presidente de la CNMV.

Aun así, Albella ha insistido en que esta nueva institución conozca bien los criterios de la CNMV y los tenga en cuenta a la hora de resolver las reclamaciones. Tanto la CNMV como el Banco de España poseen departamentos que atienden las reclamaciones individuales de los consumidores financieros. Sin embargo, estos sirven más como un mecanismo de arbitraje y sus resoluciones no tienen poder vinculante. El Ministerio de Economía pretende cambiar eso y que las decisiones de esta nueva autoridad sean obligatorias para las entidades financieras.  

Fuente: El País

2018-11-19T17:20:18+00:00