La CNMV expedienta a Popular, a Ron y a su consejo por mentir en las cuentas de 2016

/, Actualidad Económica, Cinco Días/La CNMV expedienta a Popular, a Ron y a su consejo por mentir en las cuentas de 2016

El comité ejecutivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha acordado incoar un expediente administrativo sancionador por infracción muy grave a Banco Popular, a su expresidente Angel Ron y otros miembros de la cúpula del banco por haber suministrado al organismo información financiera con datos inexactos o no veraces en sus cuentas anuales de 2016.

En concreto, el expediente, incoado por la CNMV en su reunión del pasado día 11 de octubre de 2018, se abre contra la entidad y contra los consejeros ejecutivos -encabezados por Ron-, los miembros de la comisión de auditoría del banco y su director financiero en el momento de los
hechos, según informa el supervisor en un comunicado.

Según la memoria de 2016 de Banco Popular, la comisión de auditoría estaba integrada por Roberto Higuera, Jorge Oroviogoicoechea y José María Arias. Además, eran consejeros ejecutivos de la entidad el exconsejero delegado Roberto Gómez, que fue sustituido a finales de julio de 2016
por Pedro Larena, y Francisco Aparicio. El director financiero del equipo de Ron era Javier Moreno.

En la misma reunión, el comité ejecutivo de la CNMV, de conformidad con el artículo 272.2 de la Ley del Mercado de Valores, acordó suspender la tramitación del expediente por encontrarse en tramitación un proceso penal por hechos idénticos o inseparables hasta que recaiga pronunciamiento firme de la autoridad judicial.

El expediente al que se hace referencia en el presente comunicado se circunscribe a los aspectos de las cuentas anuales de 2016 a los que se refirió la comunicación de información relevante efectuada por la entidad el día 3 de abril de 2017.

Ese día, ya con Emilio Saracho al frente, la entidad comunicó a la CNMV un ajuste en sus cuentas de 2016 superior a los 600 millones de euros tras revisar en una auditoría interna su cartera de créditos y la operativa de la ampliación de capital por importe de 2.500 millones realizada en 2016. Pocas horas después se produjo la dimisión de Pedro Larena como consejero delegado.

Dos meses antes, el 3 de febrero de 2017, Popular comunicó al mercado los resultados del ejercicio 2016, en el que registró unas pérdidas de 3.485 millones. El 20 de febrero, Emilio Saracho sustituyó a Angel Ron como presidente del Popular.

Se trata de la segunda ocasión en que la CNMV hace pública la apertura de un expediente sancionador, tras la comunicación referida a Telepizza.

Ron se plantea acciones legales

Tras el anuncio de la CNMV, Angel Ron ha negado haber suministrado datos falsos en las cuentas de 2016 y ha asegurado que el informe en el que se basa el expediente tiene contenido “calumnioso” y ha abierto la puerta a posibles acciones legales.

A través de un comunicado, Ron ha asegurado que el informe en el que se basa la CNMV es el mismo que se aportó a la Audiencia Nacional. Según el expresidente del Popular, ese informe “vulnera los más elementales derechos a la defensa a ser oído, a la presunción de inocencia, al procedimiento legalmente establecido y con garantías”, y a su derecho al honor y a la buena imagen. 

En su opinión, el informe “se ha llevado a cabo sin ningún tipo de investigación, instrucción o prueba contradictoria” y “tiene contenido calumnioso”. 

Ron subraya que “todos los documentos” incorporados durante las diligencias penales “ponen de manifiesto” que tanto él como el órgano de administración del banco actuaron “de manera íntegra, transparente y legal”. El expresidente asegura en el comunicado que las cuentas de 2016 “expresaban la imagen fiel de la entidad” por lo que niega “categóricamente” la “acusación velada” de falsedad. Por todo ello, se reserva “las acciones legales pertinentes” en defensa de su honor. 

Fuente: Cinco Días

2018-10-19T16:09:09+00:00