La campaña navideña se enciende con el Black Friday

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/La campaña navideña se enciende con el Black Friday

Hace apenas ocho años, prácticamente nadie en España sabía de la existencia del Black Friday. Hoy se ha convertido en el pistoletazo de salida oficial de las compras navideñas. La fecha, originariamente el viernes antes del fin de semana festivo de Acción de Gracias en EE UU, la importaron los grandes operadores y ha convertido ya en toda una campaña de rebajas concentrada en un día (o tres o cuatro en algunas marcas) que permite entrever cómo serán las ventas de Navidad, el plato fuerte del comercio.

Tras siete años en España y pese a algunas previsiones de desgaste, el fenómeno mantiene vigor, con grandes y pequeños comerciantes de todos los sectores. Pero a los primeros les funciona mejor el gancho. En el centro de Madrid, las calles de han llenado este viernes. Las luces de Navidad se encendían por la tarde y los comercios ya tenían decoración navideña. Coincidía además con la inauguración de la renovación de la Gran Via, por lo que las calles cercanas se animaron con cierto ambiente prenavideño y festivo.

En las tiendas, los productos más buscados por los amantes de las gangas eran el textil y la tecnología. La sección de teléfonos móviles y televisores eran las más concurridas por los clientes de la Fnac de la plaza del Callao. “Está siendo una jornada muy intensa, se ve más gente que ayer a pesar de que también teníamos descuentos”, contaba una dependienta a media tarde. “Estamos desbordados, no paramos de atender gente”, comentaban dos dependientes de la sección de música de la Fnac.

En la Gran Vía, los consumidores iban buscando principalmente las ofertas en las grandes cadenas de ropa. Las colas se formaban en las cajas de Zara, Primark o Lefties. Laura y Marta, dos jóvenes veinteañeras habían estado todo el día de compras. “Hemos comprado un montón de ropa, hay muchos descuentos del 20% y del 30%”, aseguraba Laura. “Por la mañana era más agradable, no habría tanta gente. Ahora por la tarde es un poco agobiante y hay que esperar mucho para pagar”, protestaba Marta.

“Es la mejor campaña del año junto con la de los aires acondicionados”, dice un dependiente de Tien 21

Las tiendas y las empresas de comercio electrónico se han volcado en las ofertas del viernes negro. No solo en el centro de la ciudad. Algunos comercios de la Avenida de la Albufera, en el distrito madrileño de Vallecas, anunciaban también en sus escaparates que se habían subido al carro del Black Friday. Y en la calle Marcelo Usera algunas pequeñas tiendas de barrio también probaban con los descuentos. Sin embargo, en el pequeño comercio de barrio, los tenderos reconocían que no estaban notando un repunte de sus ventas, pese a que algunas llevaban rebajando productos toda la semana.

“La gente prefiere comprar en Internet”

“He puesto descuentos del 15% en todo el catálogo para este viernes y este sábado pero muy pocos consumidores se están interesando. Estoy yo solo en la tienda. La gente prefiere comprar la ropa por Internet aunque sea de peor calidad, porque se la envían a casa y es más barata. Las tiendas pequeñas no podemos competir con eso”, señalaba resignado Antonio Herranz, propietario de una tienda de moda para hombre en Vallecas.

En otro comercio cercano, una zapatería, su dueño tampoco había tenido éxito. Había puesto descuentos de hasta el 70% en algunos productos y del 50% en el resto del catálogo. Pero la tienda estaba casi vacía.

Las grandes marcas, o al menos, las cadenas de tiendas, son las que se llevan más parte del pastel. Incluso fuera de las grandes vías comerciales. Rafael Heras, encargado de un establecimiento de electrodomésticos Tien 21 en la Avenida de la Albufera, afirmaba que estaba siendo una buena jornada. “Hemos tenido más ventas durante toda la semana. Es la mejor campaña del año junto con la de los aires acondicionados”, comentaba. Aseguraba que las ventas que antaño solo se hacían durante la campaña de Navidad, ahora se han adelantado a las últimas semanas de noviembre. El día también parecía sonreír a la cadena de deportes Gálvez. “Hacemos descuentos este viernes y este sábado. La gente ya se ha empezado a interesar y llevamos una buena mañana de ventas. El año pasado subimos mucho, tuvimos mucha facturación”, explicaba, optimista, Amado Fernández, encargado de la tienda.

Largas colas en las cajas de Zara, Primark o Lefties

Fuente: El País

2018-11-23T21:22:18+00:00