Pese a que los planes de KKR en Telepizza pasan por sacar a la compañía de Bolsa, el fondo de capital riesgo sí planea que la cadena de alimentación se estrene en los mercados de capitales. Planea realizar una emisión de 335 en obligaciones que cotizarán en la Bolsa de Luxemburgo y con un vencimiento a 7 años.

El fondo ya avanzaba en el folleto de la opa su intención de refinanciar la deuda de Telepizza y buscar nuevas formas de endeudamiento, como bonos o préstamos. Prevé incrementar el endeudamiento de la compañía de 200,9 millones a 335 millones. Y que la ratio de deuda sobre ebitda pase de las 2,2 veces a las 3,5 veces.

Los nuevos socios de Telepizza inyectarán en total 324,3 millones de fondos propios (KKR aporta 114,3 millones y Artá, Torreal, J Safra Group 210), pero está previsto que se paguen un dividendo por unos 187 millones. Los compradores traspasarán, así, a la cadena de pizzerías gran parte de la deuda utilizada en la compra y se comprometen a refinanciar con créditos o con bonos tanto el pago del dividendo como la deuda de 201 millones del grupo a cierre de 2018. Es decir, buscarán financiación por alrededor de 390 millones de euros.

El objetivo de KKR con este nuevo endeudamiento es refinanciar la deuda de Telepizza, extender sus vencimientos y suprimir los pactos con la banca (covenants), pero también la distribución de un macrodividendo de 187 millones tras la conclusión de la opa. El consejo de Telepizza, que emitió su opinión favorable a la opa, apoya el plan para refinanciar la deuda de la compañía, pero rechaza que este sea utilizado para sus compradores se distribuyan este macrodividendo.

Fuente: Cinco Días