Inditex anuncia que venderá ‘online’ en todos los países del mundo en 2020

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Inditex anuncia que venderá ‘online’ en todos los países del mundo en 2020

Desde una aldea de Sudán a un pueblo perdido en Alaska. En 2020, se podrá pedir online (y recibir) desde cualquier punto del mundo cualquier producto de cualquiera de las marcas de Inditex (Zara, Stradivarius, Bershka, Massimo Dutti, Pull & Bear o Uterqüe). Así lo ha anunciado este lunes en Milán el presidente de Inditex, Pablo Isla, que en una breve alocución con motivo de la reinauguración de la tienda de Zara en la tienda de Corso Vittorio Emanuele, ha esbozado los objetivos del gigante textil para 2020. No solo venderá online en cualquier país del mundo (haya o no tiendas físicas), sino también que todas las tiendas del grupo tendrán stock integrado (el mismo para la tienda que para internet) y todas serán “ecoeficientes”.

“Queremos que todos los clientes de Inditex de todos los países del mundo tengan acceso a todos nuestros productos, independientemente de que haya o no tiendas físicas”, ha dicho el presidente de la compañía gallega. Sin embargo, no ha dado detalles de cómo piensa la empresa acometer ese desafío, que supondría convertirse en el primer comercio que vende en todo el planeta. Hay que tener en cuenta que la venta online es un desafío logístico ya para los mercados en los que hay tiendas físicas, por lo que lo es aún más en aquellos países donde no las hay. No ha especificado Isla, cómo se entregarían los pedidos, a partir de qué stock ni con qué medios logísticos. Tras su intervención, apenas ha respondido a los medios que “los componentes operativos” se irán conociendo. Hay que señalar que Inditex presenta los resultados del primer semestre de su ejercicio fiscal el próximo día 12 y que entonces explicará algo más en una conferencia con analistas. Zara, la mayor cadena del grupo, vende online actualmente en 48 países y tiene 7.448 tiendas físicas en 96 países.

Para hacer posible, en 2020 todas las tiendas gestionarán un stock integrado, el mismo para las tiendas físicas que para online. Esto simplifica la cadena logística, puesto que se pueden servir los pedidos online desde la tienda sin necesidad de contar con otro inventario específico. Este sistema de stock integrado está implantado ya en 25 de los 48 mercados en los que Zara tiene tienda online, gracias a la identificación de prendas por radiofrecuencia (RFID). Este sistema, que permite conocer la ubicación de cada prenda en cada momento, ya funciona en las tiendas de Zara y Uterqüe.

El anuncio se ha producido en una recepción en la sección de caballero (reabierta a finales del año pasado) de la tienda estrella (flagship) de Zara en MIlán, la primera que Zara abrió en Italia, en 2002, y que “en poco tiempo fue un bombazo, la tienda número uno del mundo”. El resto de secciones (mujer, niño y online) abrirán este miércoles tras una reforma para adecuar toda la tienda a los nuevos estándares de eficiencia ambiental y de gestión de stock con que el grupo quiere dotar a todas las tiendas de todas las marcas de todo el mundo. El proceso de reforma de las tiendas de “optimización de la superficie comercial” en palabras de Isla, (que incluye también el cierre/absorción de las tiendas menos rentables o peor situadas) que comenzó en 2012 en el local de La Quinta Avenida de Nueva York, “está ya muy avanzado” y debería terminar en 2020, según ha anunciado el directivo.

Ese proceso se culminará, además con la reforma de todas las tiendas del grupo para que sean “ecoeficientes según los estándares más exigentes del mundo”, ha anunciado Isla, con menores consumos de agua y energía. “La sostenibilidad está integrada en nuestra forma de trabajar”, ha dicho, desde la producción hasta el punto de venta, pasando por la logística o por las colecciones Join Life, elaboradas con materiales producidos de forma sostenible.

Isla ha realizado estos anuncios unos días después de que Morgan Stanley pusiera en duda en un informe el potencial de crecimiento de Inditex a largo plazo, señalando además el comercio online como un lastre para las cadenas de moda por el coste logístico que supone. El informe del banco estadounidense precipitó un desplome bursátil cercano al 6%. No era el primer informe negativo sobre Inditex ni el último. En febrero, otro de JP Morgan también hundió la acción y ayer, Credit Suisse se unió al coro pesimista sobre el imperio que fundó Amancio Ortega.

Fuente: El País

2018-09-04T18:56:01+00:00