Iberdrola invertirá 150 millones de euros en el despliegue de 150.000 puntos de recarga para coches eléctricos en hogares, empresas y vía pública (urbana e interurbana) en los próximos cinco años.

Según ha informado este martes la energética, el nuevo plan de movilidad de la compañía multiplica por seis el plan inicial, que contemplaba la instalación de 25.000 puntos hasta 2021. El desarrollo de la infraestructura en vía pública responderá a las necesidades de recarga eléctrica, atendiendo a los sistemas de predicción de la compañía y a la red principal de carreteras y autovías en España.

En concreto, Iberdrola apostará por el despliegue de cargadores de carga rápida y pondrá a disposición de los clientes estaciones ultra rápidas (350 kW) cada 200 kilómetros, super rápidas (150 kW) cada 100 kilómetros y rápidas (50 kW) cada 50 kilómetros. La energía es 100% verde, proveniente de fuentes de generación limpia que cuentan con certificados de garantía de origen renovable.

Hasta el momento, la empresa presidida por Ignacio Sánchez Galán ha instalado 5.000 puntos de recarga eléctrica en el país, de los cuales 400 son de carga rápida y que están operativos en carreteras y autovías. Además, cuenta con otros 1.600 en diferentes etapas de desarrollo en vía pública.

El balance de los primeros 18 meses del plan de movilidad de la energética española se completa con la firma de más de 30 acuerdos de despliegue de infraestructura de recarga alcanzados con los principales agentes implicados en movilidad, desde administraciones, instituciones, empresas, estaciones de servicio, concesionarios hasta fabricantes de vehículos.

Además, la estrategia de movilidad eléctrica de Iberdrola pasa también por impulsar soluciones digitales integrales que faciliten la recarga del coche eléctrico. Ha actualizado su ‘app’ de recarga pública, que incorpora información actualizada de todos los cargadores que hay en España -más de 3.000 entre los de la propia compañía y de terceros-.

Desde la aplicación se puede geolocalizar un punto de recarga y reservarlo, así como pagar a través del móvil. El mapa se irá actualizando con los nuevos puntos que entren en operación.

“El proceso de descarbonización de nuestra economía no es solo una cuestión del sector energético, sino que requiere de la participación y el compromiso de todos los sectores emisores, especialmente del transporte. de nuestras ciudades. Por ese motivo, hemos revisado nuestro plan inicial y hemos apostado por trabajar en un marco de actuación más ambicioso, en términos de inversión y capacidad de la infraestructura», ha señalado el responsable global de Smart Mobility de Iberdrola, Luis Buil.

Fuente: Cinco Días