IAG, el holding al que pertenecen British Airways , Iberia, Vueling, Aer Lingus y Level, ha rebajado tanto su previsión de crecimiento de oferta de asientos como de beneficio por acción para el periodo 2020-2022, lo que ha provocado la caída de su cotización un 2,78%, siendo el valor del Ibex que más desciende.

MÁS INFORMACIÓN

La compañía ha aprovechado a celebración de su Día del Inversor para presentar su plan estratégico a tres años, tras anunciar este lunes la compra de Air Europa por 1.000 millones de euros. En el mismo, reduce al 3,4% el crecimiento de la capacidad (medida en asientos por kilómetro) desde el 6% anterior que preveía para el periodo 2019-2023.

Incluso para 2020, cuando si los reguladores aprueban la operación habrá incluido ya a Air Europa en su perímetro, prevé un crecimiento de la capacidad de solo el 3,2%, por el impacto de la huelga de pilotos de British Airways en el 2019 y el año bisiesto en 2020, según la documentación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El recorte en la capacidad se traslada a las previsiones de beneficio por acción, que baja del 12% al 10%, aunque mantiene su previsión de obtener un retorno sobre el capital invertido del 15%, y el margen de beneficio operativo de entre el 12% y el 15%.

En cuanto a la inversión, el holding fija un objetivo de inversión bruta de 4.700 millones de euros al año, frente a los 2.600 millones netos anunciados previamente, aunque las cifras no son comparables porque IAG ha cambiado la métrica de inversión de términos netos a brutos. Esta partida incluye ahora “la inversión total en flota, productos para clientes, tecnologías de la información e infraestructura antes de ingresos por la venta de propiedades, plantas, equipamiento y activos intangibles, tal y como se muestran en el estado de flujo de caja», según el hecho relevante a la de CNMV.

IAG también ha pasado de hablar de flujo libre de caja para el accionista a hablar de flujo libre de caja apalancado, definido como caja generada excluidos retornos al accionista -dividendos y recompra de acciones- e incluidas contribuciones a fondos de pensiones, pagos por reestructuraciones, movimientos en el fondo de maniobra y flujos de caja derivados de actividades financieras. La compañía cifra ahora ese flujo libre de caja apalancado para el accionista en 2.100 millones de euros en promedio por año, frente a los 2.500 millones calculados con anterioridad.

El apalancamiento financiero se mantiene en el nivel de grado de inversión con un ratio deuda neta/ebitda (resultado bruto de explotación) por debajo de 1,8 veces.

Por otra parte, IAG, como ya han hecho otras aerolíneas europeas y norteamericanas, ha anunciado que a partir de enero de 2020 no reportará estadísticas de tráfico mensuales y las dará a conocer trimestralmente.

Fuente: El País