Guindos pidió 5.000 millones más en ayudas públicas de las que recibió Bankia

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Guindos pidió 5.000 millones más en ayudas públicas de las que recibió Bankia

El director general de Supervisión del Banco de España entre 2009 y 2012, Jerónimo Martínez Tello, declaró ayer en el Congreso que desde el Ministerio de Economía que dirigía Luis de Guindos y el propio José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, pidieron inicialmente 24.000 millones en ayudas públicas. Tras las negociaciones, se rebajaron a 19.000 millones, además de los fondos que ya tenía inyectados.

“Los gestores, asesorados por Goldman Sachs —creo que el señor Goirigolzarri dijo que eran asesores que había contratado el Ministerio para valorar el tema de Bankia— dijeron que se necesitaban 24.000 millones más. Celebramos varias reuniones y al final bajaron a 19.000. Nuestra posición fue muy simple: estaban con el Ministerio”, apuntó Martínez Tello dando a entender que era imposible oponerse.

En cuanto a la cuantía que el Banco de España creía adecuada, el responsable de Supervisión, un cargo clave en la crisis, afirmó: “Nosotros entendíamos que las ayudas podían estar en el orden de 13.000 millones”, pero Goirigolzarri quiso “cubrirse las espaldas. Al final, la responsabilidad moral de Goirigolzarri sería entera para él en Bankia; probablemente era mejor meter 19.000 millones”, como se hizo al final. También recordó que Bankia tuvo que pagar 5.000 millones para devolver la inversión de la salida a Bolsa de Bankia y las preferentes. Este directivo ya había comentado que se necesitaba menos dinero en ocasiones anteriores.

Guindos interviene

MÁS INFORMACIÓN

El directivo del Banco de España describió las citas que convocó Guindos en mayo de 2012, en fin de semana, para provocar la dimisión de Rodrigo Rato como presidente de Bankia, sin contar con el supervisor. “Cuando se está gestionando la crisis de Bankia, hay una serie de reuniones en el Ministerio. Estuvimos trabajando con el plan Rato hasta ese viernes”, dijo.

“El lunes por la mañana dimite el presidente de Bankia. En una situación de crisis dimite el presidente, ¡ojo! Entonces nos quedamos con una entidad grandísima y con unas posibilidades de gestionar la crisis abiertas en canal”, afirmó, mientras “se trabajaba para ver si Goirigolzarri entraba o no”. Martínez Tello no ocultó el problema de fondo, los fuertes enfrentamientos entre el entonces gobernador, Miguel Fernández Ordóñez y Guindos. “Es verdad que entre el Ministerio y el Banco de España había bastantes recelos, básicamente por las cúpulas. Eso es así, había recelos. En la siguiente línea se trabajaba mucho más con autorización”, admitió.

Sobre la salida a Bolsa, afirmó: “Decidieron que salían y nosotros, sinceramente, no pensábamos que iba a petar. Esto es así porque si no estaríamos suicidados”. Al empezar a cotizar, Martínez aseguró que “Bankia no estaba quebrada”. El problema, comentó, llegó cuando las estimaciones de las pérdidas esperadas en la cartera inmobiliaria pasaron del 20% al 50% “por el precio en el que se valoró la Sareb”. Este cambio hizo desaparecer el capital.

Respecto a quién tomó la decisión de salida a Bolsa de Bankia, este directivo afirmó: “La toma exclusivamente la entidad. Es más, creo que dos o tres días antes de su salida a Bolsa los bancos de negocios dijeron que el precio era 3,75 euros por acción cuando estaban jugando a cuatro y pico euros por acción. El consejo de administración se reunió y pudo decidir perfectamente si salía a ese precio o no”.

Preguntado por los diputados sobre quién decidió quitar a Rato, afirmó: “Nosotros no planteamos la dimisión de Rato para la salida a Bolsa de Bankia. Nosotros lo que planteamos en la salida a Bolsa de Bankia es que se contratara un consejero delegado y, de hecho, se contrató. Ahí nosotros empezamos a proponer una serie de nombres, y contrataron al Francisco Verdú, y que, además, el Consejo de Administración de Bankia fuera lo más profesionalizado posible”. Lo que sí pidieron es que “Rato diera un paso atrás y se convirtiera, al menos temporalmente, en un presidente institucional y no en un presidente ejecutivo”, algo que nunca ocurrió.

También abordó los problemas éticos del sector financiero en esta crisis. Martínez reconoció que “sí ha habido una rebaja de la ética, pero no solo en el sector financiero, sino en toda la sociedad. Voy mucho a un pueblo donde siempre se consideraba más al señor que llegaba con un Mercedes que al maestro del pueblo, y a lo mejor el del Mercedes no sabía ni hablar. Desde mi punto de vista, esa falta de ética la hemos tenido en la sociedad”.

¿Qué falló en la supervisión? se preguntó este experto. “Desde mi punto de vista, fallaron las políticas preventivas”, concluyó en el Congreso.

Fuente: El País

2018-03-21T04:54:09+00:00