El coste medio de ver el fútbol a través de uno de los tres operadores que lo ofrecerán esta temporada (Movistar, Orange y Jazztel) será de 92,5 euros al mes, según un análisis realizado por Kelisto.es. Para extraer esta cifra, la web de ahorro ha cogido las tarifas más baratas en cada operador, y en todos los casos ha tenido en cuenta el precio sin promoción, “para que aparezcan los costes reales de los packs”.

El estudio indica que el precio de los 92,5 euros/mes supera en un 18,14% el coste medio de los packs quíntuples de las telecos, que se sitúa en una cuota de 78,3 euros. “Si quisiéramos irnos a un pack premium con más de una línea móvil, el coste medio ascendería a 127,9 euros al mes”, precisó Kelisto.

La web recordó, no obstante, que los operadores han estrenado promociones en algunos de sus packs, que están activas desde este lunes: Orange regala todo el deporte rey hasta el final de temporada, y Jazztel y Movistar también hacen descuentos en sus tarifas hasta 2020. “El problema es que, para beneficiarse de estas ofertas, tendrás que elegir los planes vinculados a las promociones de fútbol, que no son los más baratos”, dicen.

Según kelisto.es, el peso de las promociones supone una diferencia notable en el coste final del pack. Así, de los 92,5 euros de media, la cuota se rebaja a 78,93 euros (en el caso de los packs más básicos) por lo que la diferencia de ahorro asciende a 162,8 euros anuales.

“Si nos fijamos en las ofertas premium y la diferencia de precio cuando se aplican los descuentos que estarán vigentes próximamente, el precio baja de 127,9 euros a 91,2316, lo que permite recortar en 435,08 euros las facturas de telecomunicaciones de todo un año”, dijo Sara Perales, portavoz de Comunicaciones de Kelisto.

El comparador, que resalta su independencia, añadió que, como todos los años, los operadores se han volcado en la batalla por ganarse a los forofos del fútbol. Prueba de ello, indicó, es que, en la pasada temporada, el coste por la emisión del fútbol (1.310 millones de euros) supuso nada menos que un 15% de los ingresos totales que percibieron estas compañías (8.730 millones de euros).

“La rentabilidad del deporte rey se ve reflejada en la cuota de mercado que abarcan los operadores. Muestra de ello, Vodafone, que el año pasado renunció a la Champions, cerró 2018 con 124.085 líneas de banda ancha fija menos (-3,71%). Los que sí apostaron por ofrecer todos los partidos, ganaron 98.426 líneas (en el caso de Movistar) y 30.964 líneas (en el de Orange). A pesar de las pérdidas, Vodafone no ha dado marcha atrás, así que este año no se podrá contratar fútbol a través de la teleco”, remarcó Perales.

Este año, la forma más económica para contratar todo el fútbol es a través de Mitele Plus, la plataforma online de Mediaset, con un coste de 35 euros al mes, añadió Kelisto. “Si nos suscribiéramos a su tarifa y contratáramos la tarifa de internet y móvil más barata del mercado (la de Llamaya con 50 Mb y móvil con 3 GB y 150 minutos, con un precio de 36,9 euros/mes), el coste total sería de 64,9 euros. Y si optaramos por un pack premium, elegir la propuesta de Mediaset (combinada con el pack de Pepephone, que además de fibra permite vincular dos números a la oferta con 23 GB y llamadas ilimitadas para cada uno) supondría un ahorro del 35,77%.

Quejas de precio y piratería

El precio sigue encabezando la lista de quejas de los usuarios con televisión de pago. Según Kelisto, un 72,7% de los abonados están poco o nada satisfechos con ese servicio (1,95 millones en total), que tildan de demasiado caro. Según la citada web, esto repercute en la forma de acceder a los partidos de fútbol. Así, mientras plataformas como Netflix o HBO han contribuido al descenso de los usuarios que consumen series y cine piratas, el acceso a través de canales ilícitos a las retransmisiones de fútbol se sitúa en un 11%, un punto por encima del registrado el año pasado, lo que se traduce en 107 millones de partidos visualizados. “Si bien es cierto que, a cierre de 2018, un total de 3,7 millones consumían semanalmente contenido deportivo a través de internet, eso no significa que estén dispuestos a que les cobren por ver lo que quieren”, señaló.

Fuente: Cinco Días