El resultado neto de Ferrovial ha empeorado en el tercer trimestre, pasando de las pérdidas por seis millones declaradas en el cierre de junio a una nueva posición en rojo de 104 millones. El grupo, que ganaba 59 millones en el tercer trimestre de 2018, mantiene planas sus ventas: 4.292 millones a mes de septiembre, un 0,2% por debajo de los ingresos de un año atrás.

La empresa habla, en el informe remitido a la CNMV, de menores ingresos por parte de la división de Construcción (cae un 3,2%), lo que ha sido prácticamente amortiguado por el incremento del 36% del área de Autopistas.

El resultado bruto de explotación, lastrado por la provisión de 345 millones realizada en el primer trimestre por obras en concesiones propias en EE UU, es de 33 millones. Una cifra que baja a 3 millones si se excluye el empujón de la aplicación de la NIIF 16, que mejora el ebitda en 31 millones.

La compañía que preside Rafael del Pino defiende la solidez de sus activos, con incrementos del ebitda de la autopistas NTE y LBJ, de un 40,5% y 25,2%, respectivamente; el incremento del 8,4% del resultado bruto de la autopista canadiense 407 ETR, o el alza del 6,3% en el aeropuerto londinense de Heathrow.

Fuente: Cinco Días