Exmarineros españoles reclaman ante Noruega pensiones que no cobraron

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/Exmarineros españoles reclaman ante Noruega pensiones que no cobraron

Llevan años paseando sus reclamaciones por media Europa y ayer volvieron a hacerlo en Copenhague. Unos 12.000 marineros embarcados en la flota noruega entre 1948 y 1994 (cuando este país entró en el Espacio Económico Europeo), fueron obligados por ley a pagar entre un 25% y un 40% del salario bruto en el impuesto sobre la renta noruego. Pero al no vivir en ese país tenían prohibido realizar cotizaciones a la seguridad social y ahora no tienen derecho a cobrar la pensión que reclaman. Un pequeño grupo se congregó este sábado en Copenhague dentro de la gira de movilizaciones iniciada el año pasado. La mayoría son gallegos, y mantienen un doble contencioso contra Noruega por la vía civil y social con el objetivo de agotar la vía judicial en el país y, si fracasan, llevar el caso al Tribunal de Estrasburgo.

“Noruega ha tenido un comportamiento nefasto, evasivo. Si lo que quiere es que abandonemos, pierde el tiempo. Tenemos todo lo que nos quede de vida. Reclamamos lo que nos corresponde por ley”, aseguró Alberto Paz Viñas, portavoz de Long Hope, la asociación que los representa.

Un juzgado de primera instancia de Oslo rechazó en abril del año pasado la demanda civil de los marineros al entender que no tenían derecho a pensiones por no haber pagado cotizaciones al sistema nacional de pensiones ni al régimen especial para marineros. El juicio de apelación se celebrará en febrero, mientras continúa el otro proceso en el ámbito social.

Intervención de Sánchez

Paz Viñas, pese a todo, cree que es buena señal que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tratase el tema con la primera ministra noruega, Erna Solberg, en la reunión mantenida entre ambos el mes pasado en Bruselas.

“El PP no hizo nada, solo darnos buenas palabras”, lamentó el portavoz de la asociación, que ha conseguido el respaldo de los principales partidos españoles, el Congreso, el Senado y el Parlamento de Galicia. Long Hope ha impulsado en una década un centenar de movilizaciones, muchas en Galicia, pero también ante las embajadas noruegas en Madrid y Bruselas; y en diciembre abrió en Oslo una gira europea que le ha llevado también a Berlín, Londres y Dublín, y que pasará aún por Estocolmo, Helsinki, Viena, La Haya, Roma y Atenas. La de este sábado en Copenhague fue la número 101.

Fuente: El País

2018-08-25T18:22:33+00:00