España: un país en vías de desarrollo sostenible en el agua

/, Actualidad Económica, Cinco Días/España: un país en vías de desarrollo sostenible en el agua

En 2015, más de 150 países, entre ellos España, aprobaron durante una cumbre organizada por la ONU en Nueva York una agenda de 17 objetivos de desarrollo sostenible. El sexto de ellos habla de garantizar agua potable, universal, equitativa y a un precio asequible en 2030.Expertos en medio ambiente reunidos esta semana con ocasión del Día Mundial del Agua coinciden en que España cumple el objetivo en cuanto a cobertura de servicio. Sin embargo, queda mucho trabajo por delante en materia de preservación de humedales y conservación de infraestructura. En ambos casos se hacen necesarios más proyectos de colaboración público-privada.

El sexto objetivo de desarrollo sostenible acordado por más de 150 países bajo los auspicios de la ONU habla de que en 2030 deberemos ser capaces de garantizar la disponibilidad de agua libre de impurezas y accesible para todos. En el día dedicado a celebrar este recurso vital, resulta oportuno preguntarse cuán cerca o lejos está España de cumplir esta meta. 

En apariencia todo está bien, uno abre el grifo y el agua sale. Pero a menudo no somos conscientes de todos los problemas que esta ha tenido que salvar para llegar hasta nuestras viviendas: sequías, estrés hídrico, sobreexplotación de los acuíferos, deterioro de las infraestructuras por falta de inversión, tarifas que no reflejan el coste real del servicio…

“España está bien comparado con Nigeria, pero es un país en vías de desarrollo sostenible”, remarcaba Enrique Segovia, director de conservación de la filial de WWF durante una conferencia celebrada a inicios de semana por Coca-Cola con ocasión del Día Mundial del Agua. “El año pasado llegaron 82 millones de turistas y pronto alcanzaremos los 100. En un país con 46 millones de habitantes, la presión que el turismo ejerce sobre la depuración es brutal”, alertaba en el mismo evento Gonzalo Delacámara, experto de la Fundación Imdea Agua.

Hacen falta más proyectos de colaboración público-privada como el que hizo posible el rescate de las Tablas de Daimiel

El embajador designado por el Gobierno para coordinar la implementación en España de la Agenda 2030, Juan Francisco Montalbán, anunció durante la jornada que esta semana se completará la primera versión del plan de acción. Pero no adelantó detalles ni la manera en que se enfocará el tema del agua. Únicamente reconoció que “si hay un objetivo en el que se mezclan las dudas y debates políticos, económicos, sociales y medioambientales, ese es el 6”.

Montalbán invitó a replicar proyectos como el que hizo posible el rescate de las Tablas de Daimiel, un humedal de 3.000 hectáreas en Ciudad Real. “La colaboración entre empresas, ONG y agricultores nos ha permitido salvar este espacio y así debemos hacerlo con todos”, subrayó.

Tablas de Daimiel Pato colorado de las Tablas de Daimiel.

Actuaciones de las compañías

El parque natural estuvo varios años en peligro de extinción por la sobreexplotación de su acuífero con fines de regadío. En 2012, WWF, con el patrocinio de Coca-Cola, lanzó un proyecto para facilitar a los agricultores tres softwares gratuitos que los ayudaran a planificar mejor sus cultivos.

Desde entonces, se han reforestado 210 hectáreas y se han ahorrado 2.900 millones de litros de agua. “Por cada euro invertido en esta iniciativa se retornan a la sociedad 18,6”, señala Juan José Litrán, director de relaciones corporativas de Coca-Cola Iberia. La embotelladora patrocina la recuperación de otras seis reservas, entre ellas la albufera de Valencia y las lagunas del delta del Guadalhorce, en Málaga; siempre en colaboración con universidades u ONG.

En cifras

Tablas Daimiel. Tablas Daimiel.

132 litros diarios por habitante es el consumo medio de agua en España, según la Fundación Aquae.

840 millones de personas en todo el mundo no tienen acceso a agua potable y 2.300, a un inodoro.

80% de los países reporta que no tiene fondos suficientes para llevar el servicio a toda su población.

17,20 litros al día reciben los refugiados en campos de la ONU. En España, solo en una ducha se van 200 litros.

74 humedales de los más de 1.500 que tiene España están protegidos por el convenio Ramsar.

La compañía impulsa estos proyectos como parte de su compromiso de devolver a la naturaleza el 100% del agua contenida en sus envases (el año pasado alcanzó el 76%). Heineken financia un proyecto similar en Doñana.

No solo las marcas de refrescos están promoviendo el uso eficiente del agua. La de L’Oréal en Burgos es la primera fábrica seca del grupo. “La llamamos así porque el 18 de octubre de 2017 cerramos la válvula que la conectaba con la red pública. Desde entonces, depuramos y reciclamos toda el agua que utilizamos con fin industrial”, explica Íñigo Larraya, director de responsabilidad social corporativa de L’Oréal.

La marca de cosméticos se ha propuesto reducir en un 60% el consumo de este insumo por litro de producto hecho en 2020. “Vamos en un 48%”, apunta Larraya, quien resalta que este avance se ha conseguido a pesar de que la producción de la planta ha crecido más de un 33%. “Eso demuestra que se puede crecer haciendo un uso eficiente de los recursos”, enfatiza.

En opinión de:

“La movilización ciudadana y el esfuerzo de las autoridades hicieron que las Tablas de Daimiel hayan mejorado su situación cuando hace algunos años lo dábamos casi por perdido”, afirma
Juan Francisco Montalbán, embajador de la misión especial para la agenda 2030.

“El año pasado llegaron 82 millones de turistas y se espera que alcancemos los 100. Si a estos les sumamos los 46 millones de habitantes que tiene España, la presión sobre la depuración es brutal”, asegura Gonzalo de la Cámara, coordinador de Economía de la Fundación Imdea Agua.

“Por cada euro que hemos invertido en las Tablas de Daimiel se retornan a la sociedad 18,6 euros. Se trata de inversiones que, en su vertiente ambiental, generarán valor en los próximos 50 años” , señala Juan José Litrán, director de relaciones corporativas de Coca-Cola.

“España cumple los objetivos de la Agenda 2030 en cobertura de servicio, pero no en cuanto a la conservación y gestión de un recurso del que cada vez va a disponer menos” , arguye Enrique Segovia, director de conservación de Wwf España.

“Hemos reducido nuestro consumo de agua un 48% a pesar de que nuestra producción ha crecido un 33%. Eso demuestra que es posible crecer haciendo un uso eficiente de los recursos” , comenta Íñigo larraya, director de rsc
y sostenibilidad de L’oréal.

“Para los agricultores, cuidar el agua significa vivir o dedicarse a otra cosa. En los últimos 60 años hemos reducido su consumo medio de 9.000 a 4.000 metros cúbicos por hectárea”, comenta Pedro Barato, presidente de Asaja.

Agricultura

A menudo se culpa a los agricultores del debilitamiento de los acuíferos (de hecho, el campo consume el 80% del agua en España). En su defensa, Pedro Barato, presidente de Asaja (Asociación Agraria Jóvenes Agricultores), sostiene que “si un sector valora este recurso, es el agrario”. Como muestra de esta preocupación, indica que su consumo medio se ha reducido de los 9.000 metros cúbicos por hectárea en la década de los sesenta a los actuales 4.000 y, en algunos casos, como el de Daimiel, a los 2.000 en cultivos herbáceos y 1.800 en leñosos. “Se está abandonando el cultivo de cereales”, abunda.

España no solo tiene tareas pendientes en preservación. Las presas y depuradoras acusan la caída de los niveles de inversión pública a la mitad de los que hubo en 2009. El año pasado, la Dirección General de Aguas licitó en obras y servicios apenas 105,9 millones frente a los 1.088 millones de 2009, “una situación que no interesa a nadie”, advierten desde Asagua, la asociación de tecnológicas del sector.

El mal estado de las depuradoras, por ejemplo, ha acarreado que el Tribunal de Justicia de la UE abra tres expedientes sancionadores a España, uno de los cuales tiene sentencia condenatoria. ¿Cuánta inversión se necesita para cumplir la directiva europea sobre tratamiento de aguas residuales? Alberto Garrido, director del Observatorio del Agua de la Fundación Botín, dice que es un cálculo muy difícil de realizar. “Hace años se habló de 20.000 millones. La pregunta clave es cómo se financia y quién asume el coste”, mantiene.

Al igual que en preservación, la colaboración público-privada también parece imponerse. “Para incentivar la inversión privada en el sector, lo esencial es que el modelo de licitación evolucione y no se prime solo el precio más bajo sino también el aspecto técnico, las buenas prácticas y la innovación”, expresa José Manuel Marín, director técnico de agua de Veolia, que opera la depuradora de La Cartuja, en Zaragoza.

Campañas sociales

Medio ambiente. Este año, el lema escogido por la ONU para la celebración es La naturaleza del agua. Recuerda así que las inundaciones, sequías y la contaminación de los acuíferos se agravan con la degradación de los bosques, suelos, ríos y lagos.

En Twitter. En línea con esta temática, la Fundación We Are Water ha lanzado una campaña de sensibilización que pone en valor el papel del agua en nuestras vidas. Los interesados en participar pueden hacerse una foto con un vaso y compartirla en las redes sociales junto al hashtag #TheHiddenLifeOfWater.

Sobre el terreno. La Fundación Elecnor está llevando agua potable a la comunidad de Gove, en Angola, por medio del H2OME, una estructura móvil construida con contenedores de transporte reciclados.

Fuente: Cinco Días

2018-03-21T21:50:54+00:00