Enagás prepara su argumentario en contra de las propuestas de retribución de la CNMV para la distribución del gas. Y lo hace con contundencia. La empresa asegura que está trabajando «intensamente en las alegaciones a las circulares publicadas» y, según ha dado a conocer, utilizará datos económicos y jurídicos para intentar rebajar la propuesta.  las propuestas de circulares retributivas «ponen en riesgo la estabilidad y funcionamiento del sistema gasista español, en un contexto de transición energética de la Unión Europea hacia una economía descarbonizada».

En primer lugar, la compañía gasísitca arremete contra los cálculos de la CNMC y señala que la propuesta retributiva «no es coherente para alcanzar los objetivos que establece» el propio organismo de compentencia. Por un lado, dice, poruqe rentabilidades actuales están en línea con las obtenidas por otros TSO [transportista de gas] europeos o compañías comparables con un perfil de riesgo similar».

Además, Enagás argumenta que la reforma no tendrá efecto en la factura de los clientes ya que «no supone un impacto real en las tarifas de los usuarios finales» . Asimismo, dice que desincentiva «una gestión eficaz, mejora de la productividad y en su objetivo de impulsar la transición energética a través del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC)».

La compañía «adoptará las acciones y medidas jurídicas que resulten pertinentes en todo momento en la defensa de sus intereses y los de sus accionistas», señala. 

arremete en primer lugar contra las «filtraciones en medios de comunicación sobre el contenido de las circulares» que se produjeron desde mediados de junio y que, asegura, han hecho perder a las energéticas españolas «más de 8.000 millones de capitalización bursátil».

Fuente: Cinco Días