Con el tráfico aéreo mundial prácticamente desactivado, Aena ha señalado ante la CNMV que el derrumbe acumulado en el mes de marzo es del 45,5% hasta el día 24, respecto al mismo periodo de 2019. Y el desplome va a más. Ese mismo día 24, ha reconocido la empresa pública, los aeropuertos españoles sufrieron una reducción del 97% frente al mismo día del año pasado.

En este escenario, Aena ha indicado que las estimaciones publicadas en febrero dejan de tener validez. Sin tener en cuenta aún el efecto del Covid-19 se elevó entonces la previsión de crecimiento del 1,1% al 1,9%. Por el momento, añade la empresa, no es posible cuantificar una estimación razonable para el conjunto del año.

Fuente: Cinco Días