El sector hotelero frena en julio con caídas de las pernoctaciones y la ocupación

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El sector hotelero frena en julio con caídas de las pernoctaciones y la ocupación

Tal y como venía adelantando el sector, la competencia de otros destinos mediterráneos, como Turquía o Egipto, empieza a notarse en el turismo español. En los hoteles, por ejemplo, que durante el mes de julio tuvieron menos clientes y se quedaron menos tiempo que el año pasado. Así, las pernoctaciones registraron un descenso del 2,2% respecto al mismo mes del año pasado. La caída, segunda consecutiva y primera para un mes de julio desde 2014, se nota sobre todo entre los extranjeros. Además, la estancia media volvió a caer ligeramente. Los precios un 1,22%, mucho menos que el año pasado.

MÁS INFORMACIÓN

Según los datos de Coyuntura Turística Hotelera, publicados hoy por el INE, los hoteles españoles han vivido un mes de julio ligeramente peor que el del año pasado. Bien es cierto que el sector turístico coincide en que 2017 fue un año extraordinario difícilmente repetible, entre otras cosas por la emergencia de destinos mediterráneos como Turquía, Egipto o Túnez que habían “prestado” millones de turistas a España por su inestabilidad política o social. De vuelta al mercado, compiten con el sol y playa español con precios muy agresivos, por lo que profesionales del sector español ya adelantaban antes del verano que las cifras lo notarían, sobre todo en el periodo veraniego.

Los datos del INE corroboran esta impresión, al menos en lo que a los hoteles se refiere, puesto que no se incluye en esta estadística a los pisos turísticos, que acaparan cada vez una mayor porción del pastel. Los hoteles españoles registraron 42,7 millones de pernoctaciones en julio, un 2,17% menos que el año pasado. El descenso se notó en todas las categorías hoteleras, excepto en la más lujosa, la de cinco estrellas, que ganó un 0,6%. Los descensos son más acusados cuanto menos lujosos: los de una estrella registraron un 8,1% menos de pernoctaciones.

El sector hotelero frena en julio con caídas de las pernoctaciones y la ocupación

La caída de las pernoctaciones se nota especialmente entre los extranjeros, con un descenso del 2,7% respecto a julio del año pasado, mientras que la bajada es del 1,1% entre los residentes. En el caso de los extranjeros, destaca especialmente el descenso en el número de clientes alemanes. En julio, realizaron 5,7 millones de pernoctaciones, un 11,4% menos que hace un año. También se hospedaron menos holandeses (1,2 millones de pernoctaciones, un 8,7% menos) y británicos, los principales clientes de los hoteles españoles (7,1 millones de pernoctaciones, un 2,5% menos). En cambio, crecieron mucho las estancias de los escandinavos (Finlandia, Noruega y Suecia registran subidas de dos dígitos). Por comunidades, destacan por su importancia en el total los descensos de Cataluña, un 6,5%, y Canarias, del 4,5%. Baleares, principal destino hotelero, con 10,7 millones de pernoctaciones, creció un 0,5%.

La caída de las pernoctaciones se explica por el descenso en la ocupación y en las estancias medias. En julio, los hoteles españoles tuvieron ocupadas de media el 71,1% de sus plazas, frente al 72,8% del año pasado. Baleares es la comunidad que más llenó sus hoteles (89,5%), seguida de Canarias y Comunidad Valenciana, mientras Castilla-La Mancha (32,1%), Extremadura (37,2%) y Castilla y León (43,1%) fueron las que más plazas dejaron vacantes. Por su parte, las estancias medias en los hoteles se quedaron en una media de 3,65 días, un descenso del 0,3% frente a los 3,67 días de julio de 2017. Con 7,2 y 6,1 días, Canarias y Baleares registran las estancias más largas.

Freno a los precios

Ante el descenso de la demanda, los hoteles han tenido que levantar el pie del acelerador en los precios. Han subido un 1,2% respecto al año pasado, según el índice que maneja el INE (con base en 2008), pero es una subida muy leve, sobre todo si se compara con la del mismo mes del año pasado, del 7,1%. De hecho, desde entonces, la trayectoria de los precios es descendente (con la excepción de marzo de este año, que incluyó la Semana Santa, frente al año anterior, que fue en abril). El precio medio de la habitación se sitúó en julio en 101 euros, un 3% por encima del de hace un año.

Sin embargo, para medir la rentabilidad hay que relacionar el precio de la habitación con la ocupación, el RevPAR, el ingreso medio por habitación, independientemente de que esté vacante. Ahí el precio se queda en 75 euros, apenas un 1,1% más que el año pasado. Hace doce meses, esa tasa rozaba el 7%. Tanto en el precio de la habitación como en el ingreso por habitación disponible Baleares se aleja de la media nacional. Al tener una ocupación cercana al 90%, puede permitirse subir precios: el RevPAR aumenta en las islas un 5,3% y el precio medio un 6,3%. En el lado contrario, cae el RevPAR en Canarias (-3%) y Cataluña (2,9%, hasta 83,1 euros) frente a la subida del 14,2% del mismo mes del año pasado.

Fuente: El País

2018-08-24T17:16:59+00:00