El sector de infraestructuras TIC urge un plan a la Administración para convertir Madrid en ‘hub’ digital

/, Actualidad Económica, Cinco Días/El sector de infraestructuras TIC urge un plan a la Administración para convertir Madrid en ‘hub’ digital

Madrid tiene la oportunidad de convertirse en la capital de las comunicaciones del Sur de Europa (un hub digital) ante la creciente necesidad de interconexión en la región. Así lo creen algunas de las empresas más importantes de la industria de los datos, como Interxion y DE-CIX, que urgen a la Administración a impulsar un plan o política activa para atraer inversiones privadas en este tipo de infraestructuras y convertir Madrid en ese hub digital de referencia. Igual que lo son hoy Londres o Frankfurt.

Un estudio de Delfos Research, encargado por ambas compañías, revela que una inversión privada de 500 millones de euros en infraestructuras TIC en la capital española tendría un retorno de más de 6.000 millones de euros en cinco años. Una inversión que también impulsaría la creación de más de 1.800 puestos de trabajo.

Theresa Bobis, directora regional de DE-CIX para el Sur de Europa, señala que este estudio demuestra que Madrid reúne todas las características para convertirse en un hub digital que estimule la riqueza y genere empleo, permitiendo que España se convierta en un país realmente competitivo en la cada vez más floreciente economía digital. En este sentido, el informe destaca que su ancho de banda internacional ha experimentado un crecimiento sostenido durante los últimos años y que sus interconexiones con otros continentes reflejan su posición geográfica estratégica. También apunta que Madrid concentra cada vez un mayor número de data centers, y todo ello sin que haya existido una planificación deliberada.

Bobis advierte, sin embargo, que hay otras ciudades que también reúnen características similares, “por lo que es urgente que la Administración cree los mecanismos que permitan atraer una masa crítica de centros de datos y redes de telecomunicaciones (infraestructura digital conectada) que conviertan esta posibilidad en realidad”.

MÁS INFORMACIÓN

Para Robert Assink, director general de Interxion España, el objetivo del estudio es precisamente concienciar al mercado y a las Administraciones Públicas para que fijen una estrategia y planes de acción con el fin de situar a Madrid como hub digital del Sur de Europa. “Es nuestro momento, aprovechémoslo”, dice, mientras recuerda cómo está aumentando la demanda de servicios cloud en todo el mundo y cómo están emergiendo nuevos negocios (algunos ligados a la industria 4.0) que están incrementando las necesidades de almacenamiento de datos y de interconexión de redes.

El estudio señala que para materializar esta oportunidad será necesario un esfuerzo conjunto de diferentes actores (operadores eléctricos y de telecomunicaciones, entre otros) liderados por la Administración para que se den todas las necesidades técnicas, de energía y regulatorias para que esa inversión privada se produzca. Por ejemplo, el informe detalla que la planificación de la red de electricidad no contempla hoy las necesidades futuras de los data centers para cubrir la creciente demanda energética de la expansión de la infraestructura digital conectada. Y recuerda que los centros de datos son grandes consumidores de energía.

El trabajo también subraya lo importante del papel de las administraciones públicas antes, durante y después de la construcción de un data center. “Se trata de elevados volúmenes de inversión y cualquier retraso en una tramitación o incertidumbres debidas a cambios regulatorios tienen un fuerte impacto”, advierte el estudio, que explica que el periodo necesario para construir un centro de datos es de entre uno y tres años, mientras que su vida útil supera con facilidad los 20 años.

Igualmente, resalta que a la hora de elegir la ubicación de una infraestructura digital, los inversores realizan un estudio de diligencia previa en el que analizan todos los factores que afectan a la rentabilidad. “Por ello es clave cuidar elementos como la disponibilidad de recursos para la construcción y operación, la facilidad de acceso, capacidad de expansión, competitividad de costes, riesgos y seguridad que aumenten la demanda de infraestructuras”.

De momento, y ante la saturación de otros hub digitales europeos y el tirón del negocio del cloud y los datos, algunos de los grandes operadores de esta industria ya han incluido a España en sus planes de expansión. Es el caso de Interxion, DE-CIX, Equinix o Global Switch. También han llegado recientemente a la Península Ibérica tres cables submarinos. Y algunas voces del sector avanzan que gigantes tecnológicos como Amazon, Microsoft y Google, líderes en el negocio del cloud, planean reforzar sus infraestructuras TIC en España.

Otros escenarios menos ambiciosos

El estudio de Delfos Research contempla en total tres escenarios en materia de inversión. El indicado de 500 millones, el “más idóneo” según el informe, y otros dos denominados de “inercia” y “estímulo”. En el primero no se realizaría ningún plan por parte de la Administración para atraer inversiones en este tipo de infraestructuras sino que se dejaría las decisiones al mercado. En tal escenario, la inversión acumulada para los próximos cinco años alcanzaría los 100 millones de euros de inversión, que tendría un impacto en la economía local de 944 millones de euros, más una inversión en equipamiento informático de 1.200 millones. Con esta inversión se crearían 319 puestos de trabajo a tiempo completo, según el estudio.

En el segundo escenario, se activarían políticas para incentivar las inversiones en centros de datos y redes. Las administraciones públicas simplificarían la tramitación de permisos e incluso ofrecerían algún incentivo fiscal. En este caso, la inversión acumulada alcanzaría los 200 millones en el mismo periodo, con un impacto en la economía local de 1.888 millones, arrastrando una inversión en equipamiento informático de 2.400 millones. En este escenario, se crearían 631 empleos.

Fuente: Cinco Días

2018-10-19T07:11:21+00:00