El Santander estudia subir la oferta para recuperar su macrosede en Madrid

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Santander estudia subir la oferta para recuperar su macrosede en Madrid

Los hermanos Simon y David Reuben, empresarios inmobiliarios asentados en Londres pero de origen indio, han realizado la mayor oferta de compra por la Ciudad Financiera del Santander, en el municipio madrileño de Boadilla del Monte. El propio banco ha realizado la segunda mejor, según fuentes de la operación, que apuntan que estudia subirla si la diferencia no es relevante, ya que tiene derecho de tanteo. Ahora debe ser el juez el que valide las dos ofertas y permita al Santander ejercer ese derecho e igualar la oferta de Reuben. El Santander vendió su sede en Boadilla del Monte al grupo Marme Inmobiliario a principios de 2008 por 1.900 millones de euros. Esta venta se produjo unos meses antes de que estallara la burbuja inmobiliaria en España.

MÁS INFORMACIÓN

El propietario del inmueble, Marme Inversiones, está en concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos, y el juzgado mercantil número 9 de Madrid es el encargado de liquidar sus activos, por lo que tendrá la última palabra en la subasta.

Reuben Brothers es un grupo de inversión con propiedades en diversos sectores, industrial, inmobiliario, lujo y alimentación. Entre sus propiedades se encuentra Arena Racing Company, la mayor compañía de hipódromos de Reino Unido; la cadena de pubs británicos Wellington Pub Company; el Curtain Hotel, uno de los hoteles más lujosos de Londres; el puerto deportivo italiano Portosole Sanremo; GC Partecipazioni (GCP), con el mayor invernadero de Europa, en la región italiana de Apulia, según Vozpópuli, que adelantó la posición de Reuben.

En la puja también ha participado un fondo kuwaití (AGC) y, según distintas informaciones, también el inversor británico de origen iraní Robert Tchenguiz, todos ellos dispuestos a ofrecer más de 2.000 millones, aunque la cifra podía elevarse a 3.000 millones porque Marme acumula 800 millones en liquidez en su caja.

La recompra de la Ciudad Financiera tendría sentido para el Santander por el mero hecho de que con ella se ahorraría los poco más de 100 millones anuales que paga por ocupar el inmueble y que se van actualizando según el contrato de alquiler firmado por 40 años a contar desde 2008, cuando vendió las instalaciones.

Fuentes financieras apuntan que los fondos de Reuben han adquirido deuda de Marme, en suspensión de pagos, a muy bajo precio por lo que se beneficiarían de que el Santander lo adquiriera. Sin embargo, si han puesto un alto precio y el banco no iguala la oferta, deberían asumirla. La rentabilidad de la Ciudad Financiera está cuestionada por algunos inversores porque sostienen que es un modelo de sede en desuso.

Fuente: El País

2018-11-12T20:41:40+00:00