El Rey mantiene su propósito de inaugurar el Mobile World Congress (MWC) de Barcelona, a pesar de que el goteo de compañías tecnológicas que se dan de baja alegando el temor al contagio del coronavirus está poniendo en peligro su celebración. Fuentes de la Casa del Rey aseguran que la visita a la capital catalana sigue en la agenda y que en este momento no existe ninguna razón para replanteársela.

Felipe VI tiene previsto participar el domingo 23 en la cena que se celebrará en el Museo Nacional de Arte de Cataluña en Montjuic, con los organizadores del congreso y las autoridades españolas y catalanas, y asistir al día siguiente a la inauguración, lo que incluye un recorrido por algunos pabellones de las empresas presentes en el congreso.

Fuentes de la Casa del Rey indicaron que, como hace siempre que acude a algún acto, Felipe VI cumplirá las medidas profilácticas que han puesto los organizadores para evitar cualquier riesgo de contagio, como no saludar con un apretón de manos.

No está previsto que la reina acompañe al Rey en su visita al Mobile, pero doña Letizia podría acudir durante esa misma semana a Barcelona para un acto paralelo al congreso de móviles.

Felipe VI está personalmente implicado en el Mobile y ha asistido a todas sus ediciones (esta será la número 15), desde que se inauguró en 2006, primero como príncipe y luego como Rey. En un momento en que su celebración se tambalea por la fuga de empresas su propósito de mantener la visita supone un respaldo a la organización y una forma de dejar en evidencia que no existe riego sanitario alguno que desaconseje asistir al congreso. Otra cosa, añaden las fuentes consultadas, es que los organizadores optaran finalmente por cancelarlo o posponerlo.

Fuente: El País