Las ventas de coches no paran de caer. Según datos de la asociación que representa a los fabricantes de vehículos, las matriculaciones descendieron un 11% en julio, con un total de 116.686 unidades vendidas. Es la primera vez desde 2012, que las comercializaciones de automóviles caen en el séptimo mes del año. En lo que va de 2019, las matriculaciones han retrocedido ya un 6,5%.

El canal que más cae y vuelve a hacerlo a doble dígito es el de particulares, que se desploma un 13%, con apenas 57.952 coches. Las ventas a empresas retroceden un 8,2%, con 40.452 unidades y el de alquiladores, por su parte, disminuye sus comercializaciones un 10,9%, con 18.282 vehículos.

Ya es el décimo mes de caída de los últimos once (el mercado se dio un respiro en abril, cuando las ventas subieron un 2,6%, impulsado por los canales de empresas y de alquiladores). Las matriculaciones comenzaron a retroceder en septiembre del año pasado, cuando el sector acusó la entrada en vigor de la nueva normativa de emisiones WLTP, que provocó un gran adelantamiento de las ventas en los meses de verano. Además, los concesionarios se vieron obligados a hacer una gran cantidad de automatriculaciones y de ofertas para dar salida a los vehículos que no tuviesen homologados con la nueva norma WLTP.

Desde Anfac han señalado que los datos de este mes de julio se ven afectados porque se les compara con el mismo mes del año pasado, cuando las matriculaciones ya estaban subiendo por el WLTP. «SIn embargo, no deja de ser preocupante el hecho de que el canal de particulares mantiene una tendencia a la baja cada vez mayor, con reducciones de las ventas de doble dígito. Sobre todo, si se tiene en cuenta que julio es uno de los mejores meses para las adquisiciones de vehículos por parte de las familias (…) Son cada vez más urgentes las medidas de choque que reviertan esta tendencia», han indicado en la patronal.

En cuanto a las matriculaciones de comerciales ligeros, las ventas subieron en julio un 4,7%, con un total de 19.963 unidades vendidas. Por su parte, las comercializaciones de vehículos industriales y autobuses cayeron un 21,4%, con apenas 1.752 unidades.

Fuente: Cinco Días