El jefe del fondo de rescate europeo: “No me sorprende que España haya perdido 42.000 millones en la banca”

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El jefe del fondo de rescate europeo: “No me sorprende que España haya perdido 42.000 millones en la banca”

Klaus Regling se enorgullece de encabezar una institución que, en contra de lo que muchos pronosticaban, no ha perdido ni un solo euro de los contribuyentes europeos en sus rescates a Grecia, Irlanda, Portugal, Chipre y a España (o, más concretamente, a su sector financiero). El director gerente del Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el nombre oficial del fondo de rescate europeo, asegura que dispone de 410.000 millones de euros listos para ser usados cuando haya que apoyar a un país de la eurozona en problemas. Una cantidad suficiente para rescatar a cualquier miembro de la unión monetaria, “incluso a uno de los grandes”, dice apuntando sin duda a Italia, pero sin querer pronunciar ningún nombre.

Pese a las críticas recibidas en los países del norte, los préstamos concedidos por el Mede no han ocasionado ninguna pérdida para las arcas públicas. Todo lo contrario de lo ocurrido en los países que se vieron obligados durante la crisis a inyectar fondos en unos bancos al borde de la quiebra. Según anunció la semana pasada el Banco de España, las arcas públicas españolas ya dan por perdidos al menos 42.000 millones. “No me sorprende”, dijo Regling sobre la cifra.

“Es algo que pasó en otros países. Alemania también perdió unos 60.000 millones de euros para reflotar a sus bancos. Resolver la crisis fue muy caro”, añadió este martes en Luxemburgo a un grupo de periodistas internacionales que participaban en un viaje organizado por el Banco Europeo de Inversiones (BEI). Regling destacó la importancia de completar la unión bancaria, ya que con esta nueva pata de la arquitectura de la eurozona se habría evitado gran parte de la crisis financiera pasada.

Sobre el Presupuesto del Gobierno español, Regling destaca el conocimiento de las instituciones europeas que tiene la ministra de Economía, Nadia Calviño –alta funcionaria europea durante muchos años- y asegura que las cuentas “van por el buen camino”

MÁS INFORMACIÓN

Regling no quiere lanzar un mensaje catastrofista sobre la situación en Italia, pero sí admite su preocupación por el choque con Bruselas a cuenta del Presupuesto enviado por el bipartito del Movimiento 5 Estrellas y La Liga. Sí niega de plano la posibilidad de que la tercera economía de la eurozona vaya a perder el acceso a los mercados. “Italia tienen problemas, pero no son comparables con los de Grecia”, asegura Regling, que considera “una tontería” cuando oye que este país vaya a ser la próxima Grecia. “Sí me preocupa que Italia no respete los acuerdos fiscales europeos”, añadió.

Entre los grandes problemas de la economía italiana, Regling cita la falta de crecimiento en las dos últimas décadas, sus nulas ganancias de productividad, los nuevos Presupuestos y, quizás peor aún, la marcha atrás en reformas estructurales en pensiones o en el mercado laboral impulsada por el Gobierno Di Maio-Salvini que, según el alemán que dirige el Mede, anticipa nuevos lastres para el crecimiento futuro. Sobre la ruptura de las normas europeas por parte de Roma, Regling la relativiza, recordando que en 2003 los dos grandes Gobiernos de la eurozona –Alemania y Francia- también violaron las normas con Presupuestos que superaban los límites de déficit acordados con Bruselas.

Regling muestra su confianza en recobrar todo el dinero que el Mede ha prestado a los países en crisis. Y recuerda que mientras el periodo de devolución de los créditos concedidos a España es de 15 años, en Grecia este se va a ampliar a 40 o 45 años. A quien le muestra su extrañeza ante unos periodos tan largos, el máximo jefe del fondo de rescate recuerda que Alemania estuvo devolviendo préstamos contraídos por su papel en la II Guerra Mundial hasta 2006, seis décadas después de que acabara el conflicto originado por el régimen nazi.

Fuente: El País

2018-11-27T21:54:08+00:00