El Imserso ha adjudicado por fin los viajes para jubilados para la temporada 2019/2020 que estaban bloqueados desde el pasado mes de mayo, y de los que estaban pendientes en torno a 900.000 beneficiarios. La mesa de contratación ha adjudicado los viajes de Costa Insular (Baleares y Canarias) y Turismo de Interior a Mundosenior (Globalia y Barceló), mientras que los de Costa Peninsular han ido a parar a Mundiplan (Iberia, Alsa e IAG7). El tercer licitante, Taveltino Senior (del grupo Logitravel), se ha quedado fuera.

MÁS INFORMACIÓN

Con esta adjudicación, se han cambiado bastante las tornas. Y es que Mundiplan, que ganó islas en el anterior concurso, se ha adjudicado costas, mientras que Mundosenior, que obtuvo costas en 2015, obtiene islas. En la práctica, la adjudicación supone un duro varapalo para el grupo encabezado por Iberia que precisamente se constituyó hacer cuatro años para poder arrebatarles el lote de Baleares y Canarias a Mundosenior por ser el más rentable.

En cualquier caso, la adjudicación supone un alivio para casi el millón de beneficiarios de los viajes del Imserso que pueden acercarse a la agencia de viajes a partir de septiembre, ya que la campaña comienza en octubre. En la temporada anterior, participaron 400 establecimientos hoteleros, que acumularon, gracias a esta iniciativa, ocho millones de pernoctaciones. También se crearon 90.000 empleos y 938.000 plazas.

Posible recurso de los hoteleros

No obstante, los hoteleros no están muy contentos con la gestión del Imserso, al considerar que es inviable económicamente por la escasa remuneración que reciben que no cubre los costes del alojamiento. La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) ya ha advertido que estudiará si recurre el resultado del concurso de turoperadores ante la Audiencia Nacional, para lo que tienen plazo hasta el 2 de septiembre. La patronal hotelera ya interpuso un recursocontra el pliego del concurso el 8 de mayo ante el Tribunal administrativo Central de Recursos Contractuales TARC) dejando en suspenso el proceso, hasta que fue desestimado el 13 de junio pasado.

El Imserso convoca cada cuatro años el concurso para la gestión de los viajes subvencionados para jubilados. En 2015, también se retrasó por varios recursos. En la edición de 2019, primero hubo una demora de dos meses en la publicación de los pliegos, debido a las elecciones generales, y luego se produjo la demora por el recurso de la CEHAT.

No obstante, si los hosteleros vuelven a recurrir ahora el resultado ante la Audiencia Nacional el concurso no quedaría en suspenso hasta que se conozca la resolución, por lo que los pensionistas pueden acudir a la agencia de viajes par reservar sus plazas en septiembre.

Para pensionistas con pocos recursos

El valor estimado del contrato supera los 1.142 millones de euros, IVA excluido, cifra que incluye tanto la aportación del Imserso (20,39%) como la de los beneficiarios (79,61%) durante las dos próximas temporadas, así como una posible prórroga por otras dos (del 1 de septiembre de 2021 al 31 de agosto de 2023).

El precio de los paquetes oscila dependiendo del destino y de la duración de la estancia, ya que existen lotes de cuatro, cinco, seis, ocho, diez y 15 días, y oscila entre un mínimo de 23 euros por estancia, que implica una subida del 9,5% respecto al programa anterior, y un máximo de 42 euros. El 65% de los pensionistas que participan en el programa de viajes del Imserso cuenta con una pensión inferior a los 1.050 euros al mes, según el Ministerio.

Por ello, este año, como novedad, existe una reserva del 1% de las plazas subvencionadas al 50% para las personas que tengan recursos económicos iguales o inferiores a las pensiones no contributivas de jubilación o invalidez.

Fuente: El País