El Ibex se resguarda de la barbarie bajo los 10.400 puntos

/, Actualidad Económica, EL PAÍS/El Ibex se resguarda de la barbarie bajo los 10.400 puntos

El Ibex se resguarda de la barbarie bajo los 10.400 puntos

El eco del atentado terrorista cometido la tarde del jueves en La Rambla de Barcelona, así como el posterior ataque frustrado en Cambrils, ha resonado este viernes en los mercados que cerraron la sesión del jueves prácticamente ajenos aún a la barbarie.

La Bolsa de Madrid ha amanecido con caídas superiores al 1% y perdía un 1,5% a media sesión, con los valores más ligados al turismo especialmente afectados por los atentados y las operaciones policiales aún en marcha.

Principales cotizaciones

Sin embargo, con el trascurso de la jornada el Ibex ha ido recuperando posiciones hasta limitar su caída al 0,56% lo que le permite despedir la semana con un alza acumulada del 0,997% que lo sitúa en los 10.385,70 puntos.

MÁS INFORMACIÓN

Pese a que los peores temores fueron aparcándose con el paso de las horas, el terrorismo sí ha marcado con fuerza la cotización de los sectores más ligados al turismo. Así, la aerolínea IAG ha cerrado la sesión con una caída del 2,21%, la hotelera Melia ha cedido un 1,97% mientras que Aena se dejaba el 1,94%.

El tono ha sido similar en el resto de Europa, donde el Euro Stoxx cae el 0,57% este viernes; Fráncfort se dejaba el 0,37%; Londres, el 0,87%; París, el 0,76% y solo Milán se mantenía plano, con un imperceptible retroceso del 0,06%.

Con todo, parte de las motivaciones que insuflaron este ánimo vendedor al mercado hay que buscarlas lejos del horror terrorista.

“Al final, en estos eventos ya tenemos la triste experiencia de los últimos años. El impacto se va diluyendo de forma cada vez más clara. El ejemplo lo tenemos, el mercado ha abierto relativamente débil pero se ha ido recuperando. El comportamiento del mercado no se diferencia mucho de lo que estamos acostumbrados a ver en los dos últimos años”, valora Jorge Nuño, gestor del Global Strategy de Fidentiis Gestión, quien advierte que el desánimo generalizado sí puede acompañar a medio plazo a los sectores turísticos. Tras los atentados de París de otoño de 2015, ilustra, los ingresos medios por habitación de Accor, el mayor grupo hotelero galo, llegaron a caer un 6%.

En su opinión, en los últimos días ha primado otro factor desestabilizador en los parqués. “Los errores de comunicación en la Casa Blanca están pasando factura con cada nuevo evento”, expone Nuño, aludiendo a la escalada de tensión que provocó el enfrentamiento del presidente de EE UU con el líder de Corea, o a la progresiva pérdida de confianza del empresariado norteamericano en Donald Trump, que ha visto como varios de sus grandes asesores económicos le abandonaban en los últimos días tras su templada reacción a las trifulcas racistas en Charlottesville.

En paralelo, los analistas de Link Securities señalan que uno de los sectores que peor comportamiento está teniendo en Europa y EE UU es el bancario, debido a la percepción de que ni la Reserva Federal ni el Banco Central Europeo tienen prisa por subir los tipos de interés, sobre los que la banca basa su negocio.

Y aunque el mercado tiene “la mirada puesta en Jackson Hole”, recuerdan los analistas de Bankinter en relación a la célebre reunión de banqueros centrales, se esperan pocas certezas en esta cita sobre los próximos movimientos monetarios.

Esta combinación de factores de inquietud para los inversores es la que tensionó a la baja a los mercados en el cierre de la semana, que coincidió además con el vencimiento mensual de derivados, un factor que tiende a distorsionar los movimientos del mercado, máxime en pleno agosto, cuando el bajo nivel de negociación potencia movimientos más bruscos en los parqués.

En cuanto al mercado de deuda pública, que suele beneficiarse de los momentos de tensión e incertidumbre en las Bolsas, los bonos se vieron beneficiados el viernes del apetito de los inversores que salían de la renta variable. Como consecuencia se fueron rebajando las rentabilidades de la deuda, que se mueven de forma inversa al precio. Aún así, con el paso de las horas la tendencia también se fue moderando.

Finalmente. el bono español a 10 años pagaba un 1,438% al cierre de la sesión del viernes, y el bund alemán, un 0,425%, con una subida de 0,01 puntos. Por su parte, el euro sigue incrementando su fortaleza hasta los 1,174 dólares y las 0,913 libras esterlinas, lo que ya preocupa al BCE según las últimas actas de su consejo.

Y, pese al horror terrorista, el termómetro de riesgo que supone el oro como valor refugio, relajó su valor un 0,1% hasta los 1.286,35 dólares por onza.

Otras claves

  • Trump echa a Bannon: El presidente de EE UU, Donald Trump, prescindió el viernes de su estratega jefe, el conservador Steve Bannon, que en los últimos tiempos mantenía un enfrentamiento abierto con el asesor económico de la Casa Blanca Gary Cohn. El movimiento supone un gesto de acercamiento con el gran empresariado de EE UU, últimamente desafecto con Trump, que confía en Cohn para llevar a cabo reformas económicas.
  • Sube el crudo: El precio del barril de Brent de entrega en octubre de 2017, el de referencia en Europa, subió el viernes cerca de un 3% hasta rozar los 52,6 dólares tras abrir a la baja y marcar su mínimo diario en los 50,78 billetes estadounidenses. El petróleo acumula subida de más del 90% desde los mínimos de enero de 2016, cuando cedió a 27,10 el barril.

Fuente: El País

2017-08-18T18:31:14+00:00

About the Author: